Thalíe Ponce
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

El sonido es vital para la interacción con el usuario

Cada vez que Raquel Laines coloca un dispositivo de almacenamiento en su computadora, se origina un sonido que le indica que ha sido reconocido por el equipo. “Antes, insertaba el dispositivo y tenía que verificar que esté instalado. Este sonido me ahorra trabajo”, dice Laines.

Pero no solo en ese caso se escuchan estos sonidos. También es común que en computadoras y celulares, los programas como Skype, Messenger y otras aplicaciones y juegos, incluyan características auditivas que los identifican. Ya no cuentan únicamente lo táctil y lo visual.

Andrés Granda es gerente general de Comet Bits, un estudio que crea juegos y aplicaciones. El experto indica que al desarrollar software multimedia, no se puede prescindir de los sonidos. “El audio brinda retroalimentación al usuario, ya que se graba en el sistema cognitivo. Además, crea una mayor interacción”.

Añade que el desarrollo de los sistemas de audio, como tarjetas de sonido y altavoces, hace que el consumidor espere obtener una experiencia más completa. “Por esto es fundamental involucrar otros sentidos”, menciona Granda. “El audio torna el producto más atractivo”.

Gustavo Calle, catedrático de Informática de la Universidad Espíritu Santo (UEES), define estos sonidos como tonos de alerta de usuario. Coincide con la importancia de su implementación en los software. “Son una herramienta clave, ya que permiten interactuar con el usuario, complementando las alertas visuales usadas en la interfaz del programa”, dice.

Calle afirma que gracias a la implementación de los tonos se pueden generar cuatro importantes resultados: menor tiempo de entrenamiento del usuario; menor costo en los procesos de entrenamiento; desarrollo de una interfaz amigable y familiarización del sistema con el usuario; e identificación de eventos, como un hábito o costumbre.

Sobre el proceso de producción, Granda explica que primero se debe elegir qué sonido se va a utilizar. Luego, viene la producción como tal, que es realizada por un compositor o un ingeniero de sonido. Este desarrollo puede tardar entre una y dos semanas.

La elección del sonido o melodía está ligada con el tema de comunicación y marketing; se busca crear una identidad sonora que refuerce el concepto del producto. Christian Rosero, consultor en marketing, explica que cuando se elaboran las estrategias se busca diferenciación.

En el caso de los software, primero se considera el tema visual. Sin embargo, el tema auditivo es tan importante como el primero. “En lo tecnológico se busca que el sonido se asocie inmediatamente con el software o el producto”, dice. Cita un ejemplo: el ‘ringtone’ o melodía de la marca Nokia.

Rosero menciona que lo auditivo es parte de un gran conjunto. “Se utilizan los sentidos para posicionar los productos; (además) se realizan estudios de mercado y se crea un concepto de marca. Estos sonidos no son arbitrarios, son producto de un proceso y deben tener coherencia con las estrategias del software”, indica.

Esta idea la apoya Granda. Él señala que se han realizado estudios que comprueban que el usuario desarrolla vínculos cognitivos con los sonidos. “Así se logra una recordación de marca y una rápida asociación con el programa o aplicación”.

Esta explicación de los expertos es reiterada por los usuarios. Tal es el caso de Gustavo Icaza, estudiante universitario. Él menciona que el sonido del chat de Facebook es particular. “Me indica cuando tengo un nuevo mensaje de alguno de mis contactos. Al escucharlo, sé inmediatamente que se trata del chat de esa red social y no de otro programa”, comenta.

Christian Ubilla es sociólogo y menciona también haber experimentado esa asociación entre un software y un sonido. Pone como ejemplo el audio de Skype.

Una vez definidas las estrategias comunicacionales, el ingeniero de sonido o desarrollador, elabora la melodía. Este profesional debe tener conocimientos de estructuración e informática musical. Esto significa que debe entender sobre hardware y programas de edición y creación.

La producción de las melodías o sonidos puede realizarse a través de medios electrónicos como el computador, teclados o sintetizadores. También se puede hacer mediante programas informáticos especializados en producción de audio.