Mónica orozco Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

La sopa de la abuela ahora se industrializa

Las empresas le apuestan a lo tradicional para ganar mercado entre los consumidores de las sopas rápidas. La sopa de quinua, el arroz de cebada o las cremas de haba o tomate que la abuela preparaba hoy están disponibles en los estantes de los supermercados.

La mayor parte de estas sopas se producen en el país. La multinacional Maggi elabora más del 95% de su producción en su planta de Guayaquil, explica Sandra Jiménez, Business Executive Manager Culinarios Nestlé. Aunque esta marca domina el mercado, algunas empresas locales buscan ganar espacio con productos diferenciados.

Uno de ellos es Randimpak, elaborado por la Fundación Mujer y Familia Andina (Fundamyf), que aglutina a 10 141 pequeñas productoras de la Sierra Centro. La industria nació en 1994, con la venta de granos andinos orgánicos empacados. Pero hace seis años se modernizó y empezó la producción de sopas rápidas orgánicas, en su fábrica ubicada en Riobamba. "De productores de materia prima pasamos a exportadores de productos con valor agregado que dejan más ganancia", dice Gabriela Chávez, titular de Fundamyf.

Ecuador, Canadá, España y Francia son sus principales mercados, con sopas típicas como quinua, amaranto y arroz de cebada. Hace unos meses lanzaron nuevas combinaciones: colada de haba, crema de arveja y menestrón y hasta finales de año introducirán otras dos recetas.

En tanto, Maggi presentará este año una nueva línea denominada Cremas Premium, acota Jiménez.

Para Alfredo Martínez, gerente de Incremar, la producción local ha contribuido a bajar las importaciones. Esta fábrica produce sopas con la marca Supermaxi desde mediados del 2011. La firma desarrolló 12 recetas; de esas, nueve ya están en el mercado (champiñones, choclo, etc., y está en proceso la de quinua).

Según el Banco Central del Ecuador, el país importó el año pasado 527 toneladas (t) de sopas, caldos, potajes y preparados (rubro que incluye sopas rápidas). Esto es 3,4 veces menos que hace seis años cuando compró 1 826 t. Estos productos llegan principalmente de Colombia, EE.UU., Chile y Costa Rica En contrapartida, las exportaciones han ido en aumento, de 10,6 t en el 2006 a 36 toneladas en el 2012.

El cambio de hábitos del ecuatoriano explica este crecimiento. "Cada vez tenemos menos tiempo para comer, debemos recorrer más distancias y pasamos más tiempo en la calle", considera Daniel Karolys, gerente de marketing de Ales, que desde marzo del año pasado comercializa la sopa instantánea Maruchan. A diferencia de las sopas rápidas, estas no necesitan hervir, sino solo agua caliente.

Christian Wahli, titular de la Asociación de Fabricantes de Alimentos y Bebidas, cree que el futuro del mercado está en este segmento. "La facilidad y conveniencia en la preparación son decisivas".

La industria ecuatoriana ya se prepara. Incremar produce un sobre de puré de papa listo para servir con solo agregar agua caliente y está en desarrollo un puré instantáneo de malanga (papa china).