placeholder
Flavio Kittyle Ex auditor y ex abogado del banco
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

"El Territorial era un banco humanista"

Mi vínculo con el Banco Territorial duró 52 años. A partir de esta experiencia puedo resumir la actividad de la institución en ese período en una frase: 'Fue un banco que no buscaba enriquecerse, sino ayudar'.

Ingresé a laborar allí cuando tenía 16 años, en 1940. Mi puesto era el de último asistente de contabilidad. Cuando dejé la firma, en 1992, me había desempeñado como auditor y abogado del banco.

Estos cargos me permitieron conocer a fondo el funcionamiento de la entidad. Conocí a cuatro gerentes: Luis Vernaza, Pablo Arosemena, Gabriel Luque y Hugo Suárez Baquerizo.

El mayor desarrollo institucional se dio durante la administración del señor Suárez Baquerizo. Su periodo gerencial se caracterizó por la orientación que se dio a los negocios. La cartera de clientes creció hasta casi seis veces.

Durante las distintas administraciones el concepto se mantuvo. No se buscaba que sea un banco de mucho renombre, sino un banco de mucho recuerdo.

En la historia guayaquileña el Territorial simboliza desarrollo urbanístico. Gran parte de las ciudadelas, como la Kennedy (norte), se construyeron con su financiamiento. De manera que su desaparición es un golpe que nos trae a la memoria un recuerdo de la ciudad.

Con los créditos del Territorial se vieron beneficiadas miles de personas. Y no solo el sector privado, sino también el público. Por ejemplo, dos de sus deudores beneficiados fueron las municipalidades de Quito y Guayaquil.