Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 5
No 0

La Unión Europea es el principal destino

El sombrero de paja toquilla es cotizado en los 27 países de la Unión Europea (UE), también en Estados Unidos, así como en Asia. Además se registran exportaciones a Brasil, que en términos de comercio exterior es considerado un continente más.

Las estadísticas del Banco Central del Ecuador y de la Federación de Exportadores del Ecuador (Fedexpor) muestran que el año pasado, el 60% de las exportaciones de sombreros de paja toquilla se fueron para la UE. En ese mercado, explica el titular de Fedexpor, Felipe Ribadeneira, el sombrero no es un producto masivo. “Más bien es fashion, es selecto para gente que gusta de la moda. Por eso en tiendas de Milán, Italia, se encuentran sombreros en USD 1 500 o más”.

El porcentaje restante de los envíos de esta artesanía (40%) se reparte en EE.UU., Asia y el Mercosur principalmente. Todos los mercados mencionados, asegura Ribadeneira, valoran que el producto es hecho a mano.

El vocero de Fedexpor sostiene que el sombrero de paja toquilla es un producto con el que Ecuador no tiene competencia. “Existe oferta de otra clase de sombreros, pero la técnica de elaboración es solo de Ecuador”.

Un problema que Ribadeneira menciona es que los productores no siempre pueden cubrir el volumen demandado en el extranjero.

Juan Fernando Paredes, gerente de Rafael Paredes S. e Hijos, aporta con datos sobre cómo este producto ecuatoriano se abrió paso en el extranjero. Antes de 1980, dice, EE.UU, México, Alemania y otros países compraban la campana (el sombrero sin terminar) para darle el terminado y comercializar los sombreros de paja toquilla. Sin embargo, desde ese año, los comerciantes ecuatorianos identificaron el potencial del artículo y empezaron con la terminación del sombrero para venderlo acabado.

Una de las principales firmas que elaboran y exportan sombreros de paja toquilla es Ecu Andino, con sede en Guayaquil. Sus fundadores, Édgar Sánchez y Alejandro Lecaro, cuentan que este año la empresa produjo y exportó alrededor de 100 000 sombreros terminados, unos 20 000 menos que en el 2011. No obstante, calculan cerrar el año con ventas por cerca de USD 2,2 millones, cifra menor a la alcanzada el año pasado (USD 3 millones). Los sombreros de Ecu Andino se han exhibido en ferias y pasarelas internacionales, como la Pure London Fashion Runway, de Inglaterra (2011).

Ahora, pensando en el futuro de este artículo, Ribadeneira señala que la declaración de la Unesco debe servir para que las autoridades promocionen con fuerza el sombrero de paja toquilla en los mercados internacionales.