Pedro Maldonado Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

En la UTE, el emprendedor traza un plan de vida

Emprender es importante, pero no es suficiente. En las aulas de la UTE también es necesario tener un plan de vida. Por eso, desde hace cerca de tres años, esta universidad incorporó a su pénsum la asignatura Proyecto de vida. Así lo cuenta José Julio Cevallos, rector del establecimiento, y lo confirman catedráticos y estudiantes. La máxima autoridad de este centro de estudios superiores cuenta que en las aulas es frecuente encontrarse con alumnos que tienen concepciones muy claras de lo que quieren ser y hacer de su vida. "Por eso, en la materia Proyecto de Vida se reflexiona sobre todo lo que el estudiante quiere hacer: sus actividades, sus anhelos, sus objetivos, su formación, etc.".

Según Cevallos, se obtienen resultados favorables, porque hay chicos con ideas concretas y llegan a la universidad para aprovecharla como un mecanismo para concretar sus planes. Además, la UTE cuenta con la materia de emprendimiento en todas las carreras. "Allí se desarrolla el espíritu empresarial, surgen ideas de negocios".

La misma universidad puede considerarse un caso de emprendimiento. Nació en Quito en 1970, como Instituto Tecnológico Equinoccial. En sus primeros años, apuntaba a formar profesionales en nuevas carreras, como ingeniería de petróleos, administración de empresas, decoración de interiores y hotelería.

En la actualidad, cuenta con cerca de 1 300 docentes (el 60% tiene estudios de maestría y el 40% trabaja a tiempo completo). Son alrededor de 16 000 alumnos, que cursan estudios en modalidades presencial y a distancia.

Además, tiene seis facultades: Ciencias de la Salud; Ciencias Sociales; Ciencias de la Ingeniería; Ciencias Económicas y Negocios; Arquitectura, arte y diseño; y Turismo, hotelería y gastronomía. En todas se apoya al emprendimiento.

El modelo educativo de la UTE se centra, según sus autoridades, en formar un ser humano dispuesto a aprender siempre y que pueda a resolver sus problemas por sí mismo. Se trabaja en la mentalidad de salir adelante y que la responsabilidad con la sociedad es dar trabajo a los que lo necesitan.

Uno de los puntos más altos de esta entidad es la investigación. Entre el 2010 y el 2012, por ejemplo, la UTE sumó 24 publicaciones en revistas especializadas en investigación, a escala internacional.

Rodrigo Gallegos, director de Investigación y Transferencia de Tecnología, señala que el objetivo es superar lo logrado y conseguir que toda la base de profesores empiece a publicar en revistas especializadas. El catedrático añade que en este proceso existe una vinculación con el emprendimiento. "A partir de la investigación científica se genera innovación y desarrollo. A esto se suma el análisis de mercados, para determinar si las ideas pueden convertirse en productos. Si los productos funcionan, pasamos a la transferencia tecnológica. Y todo este proceso puede generar venta de patentes, transferencia de conocimientos y generación de empresas de base tecnológica".

Gallegos añade que toda investigación surge de las necesidades reales de las comunidades. "Investigamos para el desarrollo y solución de problemas reales".

La investigación

Los estudiantes.  Los alumnos se involucran en las investigaciones, según su nivel de estudios. Ayudan desde el levantamiento de información hasta el procesamiento de datos. También, desarrollan trabajos de investigación que les sirven para titularse.

Las prioridades.  A la hora de investigar, los objetivos básicos de la UTE son: la biodiversidad, las TIC y la investigación formativa.

El interés por publicar. La acogida por la investigación ha ido de menos a más. La primera convocatoria (2007-2008) tuvo 16 proyectos. Pero el año pasado fueron 65 proyectos presentados y que ahora están en pleno desarrollo.