Sebastián Angulo. Redacción Quito / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

Valeria Salazar: la aventura la llevó al éxito

Cuando cursaba quinto curso, la clase de Ecoturismo que recibió en el Colegio Americano despertó su pasión por el medioambiente. Excursiones a Mindo y al Oriente ecuatoriano la motivaron a sumergirse en la naturaleza. En esa clase, Valeria Salazar estudió a las aves y a las mariposas endémicas del país.

Ahora, ella cree que haberle hecho caso al llamado de la naturaleza y la aventura fue su mejor decisión.

En febrero de este año, la revista estadounidense Collaborate, especializada en marketing y planificación de reuniones para empresas, la nombró como uno de los 40 ejecutivos más destacados y talentosos menores de 40 años, por sus logros obtenidos en la industria de Turismo en EE.UU. Esta publicación realiza año a año esta selección de más de 100 profesionales de toda la nación.

Ello gracias a su labor como Gerenta de Ventas y Marketing para la Oficina de Turismo de Torrance, una ciudad del condado de Los Ángeles en el estado de California (EE.UU.). Allí trabaja conjuntamente con la Cámara de Comercio y representa a 14 marcas hoteleras como: Marriott, Hilton, Miyako, entre otras.

Para llegar a esa posición, Salazar ganó experiencia en cadenas hoteleras reconocidas a escala mundial.

Desde el 2008, en Intercontinental Hotels Group en Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos, ocupó el cargo de Gerenta de Ventas Corporativas. Tres años después asumió la misma posición en la multinacional Four Seasons Hotels & Resorts, en Los Ángeles, California.

Una de las cualidades de Salazar ha sido la de vivir nuevas experiencias. Antes de ingresar a la universidad, en 1997, decidió viajar como voluntaria al Kibbutz Dalia, en Israel. Así inició su primera aventura fuera de casa y que le sirvió para decidir su carrera universitaria.

"Valeria no era la típica niña que buscaba terminar sus estudios y casarse; era alguien de mucho mundo", menciona su prima Ana Karina López, quien es periodista de la revista Vistazo.

Un año después llegó a EE.UU. para estudiar en la Universidad Internacional de Florida. Ese mismo año, Salazar obtuvo su licencia de buzo profesional. Sin embargo, el cariño a su madre y al medioambiente la motivaron volver al Ecuador para estudiar Hotelería y Turismo, en la Universidad Católica de Quito (PUCE), a mediados del 2000.

Gabriela Maldonado, directora de la Escuela de Hotelería y Turismo de la Universidad Católica, recuerda que Salazar "tenía ese empuje, no se desanimaba frente a las circunstancias y siempre tenía un nivel de ánimo muy alto".

La académica asegura que Salazar tenía muchas competencias para el emprendimiento y que era una estudiante "bastante original en sus propuestas". Para Maldonado, esas competencias en el mercado turístico son muy importantes, porque le da la capacidad al profesional de leer y entender su entorno donde se desenvuelve, para proponer ideas innovadoras.

Durante la época universitaria realizó pasantías en las Islas Galápagos, con Metropolitan Touring; en la Reserva Cuyabeno, con Neotropic; y en las faldas del Rumiñahui, contiguo a la Reserva Cotopaxi, con la operadora Tierra del Volcán.

La experiencia en el Cotopaxi, señala María José Andrade, gerenta de Ventas y Marketing de Tierra del Volcán, le permitió darse cuenta de cómo funciona el negocio. Salazar vivió cerca de dos meses en el páramo. Gracias a su capacidad de servicio y organización con el personal, todavía la recuerdan.

"El 95% de su equipo era gente de la comunidad; tenía una trato motivador con ellos", menciona Andrade. Otra de las cualidades que le hacía que sobresalga era el manejo "perfecto del inglés y francés". Gracias a ello, tenía un trato cordial con los clientes. También aprendió a montar caballos y ensillarlos, y "no dudaba cuando tenía que subir a alguna cumbre con el grupo de guías".

Luego de obtener su título en Turismo y Hotelería, con mención en Ecoturismo, en el 2005, se incorporó en su primer trabajo, en Green 9 Resort Casablanca, como Gerenta de Posventas.

Pero su paso profesional en el país fue corto. Luego de un año viajó a Suiza para estudiar en Les Roches Swiss International School of Hotel Management, donde alcanzó su Máster en Negocios con especialización en Marketing y Administración Hotelera. A partir de ello, fue contratada por firmas internacionales.

"La recuerdo como una gran tenista", comenta Winston Wlodawsky, propietario del Hotel Akros de Quito y amigo de la familia Salazar. De hecho, a los 9 años de edad llegó a ser campeona nacional de este deporte; también practicaba canopy y rafting.

"Como profesional del turismo -menciona Wlodawsky- la admiro mucho; no es fácil ganar terreno en cadenas hoteleras multinacionales".

Ahora, en sus tiempos libres, Salazar practica yoga y aún sigue jugando tenis. También lee a Paulo Coelho e Isabel Allende. Y en música escucha desde Led Zepellin hasta Prince Royce.

La experiencia y formación

2004
Trabajó para la Fundación Maquipucuna, como Jefa de Proyectos. Allí realizó su tesis.

2005
En Green 9 Golf & Beach Resort Casablanca trabajó como Gerenta Posventa.

2010
En Layia Hospitality, como Gerenta de Ventas Corporativas.

2014
Está inscrita en el programa Leadership Torrance.