placeholder

La vivienda ideal: mezcla de servicios y ubicación

En los últimos cinco años, las grandes batallas en ingeniería civil para las constructoras porteñas se han suscitado en escenarios, relativamente, cercanos: vía a la Costa y Samborondón.

Para Clare Bonnard, representante de constructora Osier y la promotora A’lure, la zona de mayor expansión inmobiliaria es la ubicada al oeste de la urbe. Por ese motivo están desarrollando dos nuevos proyectos urbanísticos.

Pero, ¿cuáles son las razones por las cuales se desarrollan estos sectores y qué es lo que ofrecen a los clientes? Según Walter Idrovo, gerente general de Solvem (negocios inmobiliarios), un factor para la dinamización de la vía ala Costa se relaciona con la idiosincrasia del cliente porteño: la cercanía a los balnearios de General Villamil y Santa Elena que atraen a jóvenes familias.

Además, los proyectos de edificación del nuevo aeropuerto en estos sectores aledaños proporcionan, desde ya, una mejor plusvalía. Los proyectos urbanísticos buscan satisfacer las necesidades del habitante con un concepto de urbanización que se asemeja más a una ‘ciudad’ en la que todo esté al alcance.

Una opinión similar es la de Juan Carlos Concha, gerente comercial de Sambo City y Villa España, de la promotora Urbanis. Él afirma que los clientes consideran elementos de valor agregado como la seguridad, la ubicación, las áreas de recreación y otros servicios.

Por ejemplo, Sambo City (ubicado en la vía La Puntilla-La Aurora), ofrece a sus residentes transporte privado hasta la vía a Samborondón. Además, allí se edifica la plaza deportiva Plaza Sports. “Las familias buscan tener la mayor cantidad de servicios cerca del hogar”. Aquí, las casas van desde los USD 38 000.

Hay otros sectores donde los proyectos inmobiliarios ganan valor. Tal es el caso de Villa España, ubicada en Mucho Lote (norte). Según Concha, el fuerte de esta ciudadela es ser considerada una opción para la pujante clase media.

El directivo de Urbanis añade que cuando se inició la construcción de Villa España (2004), una casa de 45m² costaba unos USD 7 900. Hoy, una vivienda de similar -de la segunda etapa- se comercializa en los USD 21 800.

El incremento en la plusvalía de las casas de Villa España, ubicada en el norte de Guayaquil -según se explica Concha-, se puede relacionar con el desarrollo de mega proyectos estatales en la zona. Tal es el caso del Parque Samanes diseñado en una extensión de 370 hectáreas, para mencionar un ejemplo.

En cuanto al estilo arquitectónico que se ofrece, la tendencia en Guayaquil y Samborondón son los diseños de viviendas contemporáneos con influencias anglosajonas y europeas, asegura Fernando Suárez, gerente de ventas de la constructora Traverso & Pérez.

Ésta firma ha realizado cuatro proyectos inmobiliarios en los últimos cinco años; tres de ellos en la vía a la Costa y uno en Punta Blanca (Santa Elena). Sus viviendas se ofertan desde USD 90 000.