placeholder
Diego Montenegro - Editor de la Sección Quito de Diario EL COMERCIO
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Volando al aeropuerto

¿Cómo llegar al nuevo aeropuerto de Quito? Por la vía Collas-Guayllabamba, por la E35 (Tambillo-Pifo-Tababela) o por Tumbaco. El problema es que la primera aún no está construida, la segunda está en proceso de ampliación con problemas de expropiaciones incluidos, y la tercera es saturada y se vaticina que difícilmente podrá soportar más flujo vehicular.

Frente a esta realidad, el viaje, por tierra, desde el norte o centro de la capital hasta Tababela, podría durar más que el vuelo Quito-Guayaquil. Incómodo para el pasajero que, precisamente, prefiere la vía aérea para ahorrar tiempo y reducir los niveles de estrés, connaturales al tránsito por las vías del país.

Si no fuese por este detalle (el acceso a la nueva terminal) la obra más importante construida en Quito, en los últimos años, estaría en la expectativa ciudadana con visos de una buena noticia. Es indudable que el Mariscal Sucre se quedó corto para la demanda y había que buscar su reemplazo, pero es incomprensible que una obra de tanta envergadura no haya considerado un aspecto vital: las vías.

Si se cumple con el cronograma establecido, el 12 de octubre de este año se encenderá la torre de control en Tababela y empezarán a aterrizar los aviones en la flamante y amplia pista. Se calcula que la principal ruta de acceso a la terminal esté lista a finales del 2013. Hasta tanto ¿Cómo llegar al nuevo aeropuerto? Siendo irónicos: volando. Esa ironía estaría demás, si la construcción del aeropuerto se hubiese planificado mejor, pensando en la comodidad de los usuarios y en la imagen de la Ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad.