Mónica Orozco / Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 5
No 0

Con asociatividad su pulpa va hasta París

Gracias a una alianza con una firma francesa especializada en comercio justo, la empresa ambateña Planhofa logró poner sus productos (jugos y mermeladas) en perchas europeas.

Acceder a mercados externos es una vieja aspiración de pequeños y medianos agricultores de Tungurahua. Las importaciones de fruta comenzaron a restar sus ingresos, por lo que el sector se convenció de que la única forma de competir era agregarle valor agregado a sus productos.

Con esta idea, en 1988 abrió sus puertas Planhofa, cuyo principal accionista (51%) es la Unión de Pequeños y Medianos Agricultores de Tungurahua (Unapemat), compuesta por 400 productores. Pero el proceso tardó más de lo esperado. Aunque la planta siempre se pensó como una procesadora de alimentos, por más de una década solo entregó producto fresco al mercado nacional.

Entre 1996 y el 2000 recibió el apoyo financiero que le permitió modernizar la planta y dar el salto industrial para el procesamiento de mermeladas, pulpas y jugos de frutas. El apoyo consistió en inyección de capital de dos ONG (Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio y Eclof); se sumó un aporte del Gobierno de Italia, a través de la ONG Cisp, para la compra de equipos por USD 150 000 y un capital adicional de trabajo, explica Homero Medina, gerente de Planhofa.

Hoy la empresa factura más de USD 1,2 millones anuales y coloca su producción, con la marca Frisco, en los supermercados Santa María, Tía y otros. Nestlé, Alpina y otras industrias también son sus clientes. El mayor crecimiento en ventas se dio desde el 2009, con un aumento del 12% y 15% por año.

La venta al exterior fue un proceso más complejo, reconoce Medina, por la falta de capacitación en exportación y complejos trámites.

A inicios del 2011, una alianza con la empresa francesa Ethiquable facilitó la comercialización en el exterior. Esta firma fue creada en el 2003 con el fin de vender, en los supermercados de Francia, productos de pequeños agricultores de países como Ecuador, Perú, Bolivia, etc.

A través de Ethiquable, Planhofa envió a ese país 20 000 kilos de pulpa congelada de guayaba en el 2011, esto fue un 4% de su producción anual (que oscila entre 500 000 y 600 000 kilos al año).

En el 2012 envió 15 000 frascos de mermeladas. En este proyecto se usaron piña, papaya y otras frutas que se cultivan entre plantaciones de café y cacao orgánico de Loja y El Oro, que se vendían sin valor agregado, dice Nicolás Eberhart, ejecutivo de Ethiquable en América Latina, compañía con presencia en 4 000 supermercados de Francia.

A la par, inició un programa piloto entre ambas firmas para cultivar y procesar mora orgánica con productores de Planhofa, dice Eberhart. Este año se prevé enviar 10 000 kilos de esta pulpa.

El compromiso es que Ethiquable pague un precio en condiciones de comercio justo. “Respetamos un precio mínimo, aun cuando este supere al del mercado. Y damos un premio si es producto orgánico”, acota Eberhart.

El agricultor Noe Aldaz entrega durazno a Planhofa desde hace cinco años. “Es una buena opción porque la fruta extranjera nos quita espacio en el mercado local”. De Planhofa recibe USD 600 al año, pero cree que si no se exporta masivamente no mejorará su ingreso.

Las demoras en la obtención de permisos han sido uno de los problemas, dice Medina. “Quisimos enviar naranja orgánica, tuvimos la fruta, pero retrasos en la obtención de permisos de importación de azúcar orgánica, que no hay en el país, hizo que se perdiera la producción”, explica el representante de Planhofa.

El producto

La oferta. La firma tiene 28 empleados en planta y envió mermeladas de a Francia: guayaba, piña y maracuyá; naranja y limón; papaya y maracuyá.

Otro proyecto. Importar limón orgánico de Perú para procesarlo en Planhofa está en sus planes. Enviará 50 000 kilos de jugo de esta fruta este año.

Sabores.  Las pulpas de guayaba y mora adquiridas por Ethiquable se mezclan con otras frutas para producir jugos 100% naturales y venderlos en Francia. Una de las mezclas, que se procesa en el país europeo, es guayaba y banano.