cacao

El cacao característico del país es el que se conoce como “fino aroma”, con aromas florales y frutales. Foto: Gabriel Proaño para LÍDERES

Redacción Guayaquil (I)
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

El cacao tiene que sortear algunos inconvenientes

30 de agosto de 2015 14:54

El cacao es parte de la identidad agrícola del Ecuador desde hace un siglo y uno de los productos no petroleros de mayor exportación, con 109 000 TM en el primer semestre de este año; esto es, 27 000 TM más que en el mismo período del 2014.

Pero a pesar de que las exportaciones del sector presentaron rubros positivos, los productores están preocupados debido a los efectos que trajo el cambio climático de este invierno en la Costa.

La estación lluviosa se extendió más de lo previsto este año. Eso derivó en un escenario propicio para la proliferación de enfermedades fungosas, como la Monilla.

Aunque las autoridades son cautelosas al hablar de la llegada del Fenómeno del Niño, los agricultores creen que los cambios que se registraron en la época lluviosa podrían considerarse una antesala del Fenómeno, que no se ha dado en Ecuador desde 1998.

En ese contexto, el pasado 27 de agosto el Ministerio de Agricultura (Magap) organizó una reunión del Consejo Consultivo del Cacao en Guayaquil, en donde Javier Villacís, director del Programa de Reactivación de Cacao del Magap, declaró al sector en emergencia fitosanitaria
.
Para ayudar a menguar los efectos de las plagas, el Magap entregará kits fitosanitarios gratuitos a los cerca de 100 000 pequeños agricultores de Los Ríos, Guayas y Manabí, que estarían entre los más afectados por la baja en la producción, que en lo que va del año representa unas 10 000 toneladas menos.

“Para una primera etapa vamos a invertir USD 4 millones. Habrá que esperar cómo se dan las cosas”, comentó Villacís.

Pero este es solo uno de los retos a los que el sector le hace frente. Esteban Sáenz, presidente de la Asociación de Productores de Cacao de Ecuador (Aprocafa), explica que el país debe trabajar en encontrar compradores que no solo busquen volumen, sino también “denominación de origen”. Esto es, certificaciones que reflejen calidad, procesos adecuados, así como las singularidades del producto.

Para ello, el ‘cacao arriba’ o de ‘fino aroma’ es la ficha clave. Así lo considera Gonzalo Chiriboga, gerente corporativo de la firma chocolatera República del Cacao.

Si se trata de competir con volúmenes, Costa de Marfil, Ghana o Indonesia, cuadriplican la capacidad de producción del Ecuador, pero en características organolépticas, el ‘cacao arriba’, de aromas y sabores frutales y florales, tiene sello ecuatoriano.

“Nuestra razón de ser es rescatar uno de los tesoros agrícolas más importantes del país, el ‘cacao arriba’. Pero, debido a que su productividad no es tan alta como la de variedades clones, los agricultores están migrando”, comenta Chiriboga.

El empresario añade que apostar a este tipo de cacao significa obtener mejores precios en el mercado, puesto que se llega a pagar hasta USD 250 por tonelada, por encima del precio que se cotiza en bolsa por el cacao clonado.

“Si entramos a competir por nicho, tenemos una ventaja, pero si entramos por volumen, no”, indica el ejecutivo.