En la planta de la firma Café Conquistador se tuesta y empaca el producto para su venta en supermercados con marca propia y con marca blanca, para otros comercializadores del país. Foto: Archivo Gabriel Proaño/ LÍDERES

En la planta de la firma Café Conquistador se tuesta y empaca el producto para su venta en supermercados con marca propia y con marca blanca, para otros comercializadores del país. Fotos: Archivo Gabriel Proaño/ LÍDERES

Redacción Guayaquil  (I) redacción@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

Los cafetales registran cifras récord

1 de agosto de 2016 11:10

El rendimiento de las plantaciones de café del Ecuador experimenta un incremento sostenido. Es el resultado, en parte, de la introducción de semillas mejoradas del grano.

La nueva semilla empezó a probarse en los cafetales del país hace dos años y ahora comienzan a verse los resultados. Estos se traducen en un incremento de la producción de las plantas.

En el 2014, el país produjo alrededor de 600 000 quintales de 60 kilos de café, según información de la Asociación Nacional de Exportadores de Café del Ecuador (Anecafé). No existen datos actualizados sobre la extensión de los cultivos de café, pero de acuerdo a datos del Sistema de Información Nacional de Agricultura, del Ministerio de Agricultura y Ganadería (Magap), en el país había hasta el 2012 alrededor de 193 000 hectáreas (ha) sembradas. El 32% de esos cultivos se concentraba en tierras de la provincia de Manabí, y el 14% en la sureña provincia de Loja, según Anecafé.

El Ministerio de Agricultura reportó que la producción de los cafetales creció, luego de tres años de la incorporación de esta semilla traída de Brasil. El rendimiento pasó de un promedio de cinco quintales por ha, a unos 30 quintales por ha, de la variedad arábiga, que significa alrededor del 75% de las tierras sembradas.

En la planta de la firma Café Conquistador se tuesta y empaca el producto para su venta en supermercados con marca propia y con marca blanca, para otros comercializadores del país. Foto: Archivo Gabriel Proaño/ LÍDERES

En la planta de la firma Café Conquistador se tuesta y empaca el producto para su venta en supermercados con marca propia y con marca blanca, para otros comercializadores del país.  

La cosecha de café empezó este mes, en las zonas cultivadas del país. “Este incremento es el resultado de la siembra de semilla de Brasil entregada a los productores ecuatorianos, hace dos años por el Magap, a través de su proyecto Reactivación de Café y Cacao Nacional Fino de Aroma”, explicó Javier Villacís, gerente de esta iniciativa. Según el funcionario, la producción de 30 quintales por hectárea es un cifra récord, que a su criterio ha permitido al sector dar un salto tecnológico de más de 20 años de investigación. Con la semilla importada de Brasil fueron sembradas 43 373 ha de café arábigo, según el Magap.

En el país, alrededor de 67 500 familias viven del cultivo del café.

Aunque el rendimiento de las fincas cafetaleras creció, la industria que procesa el aromático producto requiere más de la variedad robusta, para la preparación del popular café soluble. En Ecuador, sin embargo, se cultivan alrededor de 68 000 ha de esta variedad, lo que obliga a la industria a importar.

Las provincias de Santa Elena y Guayas, en el Litoral; y las amazónicas Orellana y Sucumbíos concentran los cultivos de café robusta, por su similitud de suelo y clima. El caficultor Rodolfo Torres, miembro de la Asociación Las Riveras, del cantón Balao (Guayas) menciona que, aunque el café robusta permite mayores ganancias por quintal, su cultivo demanda de más cuidados. Torres posee tres ha cultivadas, desde hace 12 años. “La producción la comercializo a una planta procesadora de Guayaquil, que cada año demanda más producto”.

El Magap ejecuta también un plan de incentivos para los cultivadores de café robusta, con la intención de incrementar la oferta y sustituir la importación. El incentivo está destinado al establecimiento de cultivos nuevos.

El país importa un promedio de 1,3 millones de quintales de café, de la variedad robusta, para cubrir la demanda de las firmas procesadoras del grano. Juan Carlos Núñez, director comercial de Café Conquistador, firma que procesa café bajo el mismo nombre y también marcas blancas para otras empresas del sector, indica que su materia prima la compra a fincas cafetaleras de las provincias de El Oro y Loja. El empresario manifiesta que solo procesa café nacional, pero considera que se requiere incrementar la producción para abastecer la demanda de la industria.

Villacís, gerente del proyecto de reactivación del grano, explica que las semillas importadas poseen un elevado potencial genético que mejora la productividad. Las semillas introducidas fueron sembradas en todo el país, con excepción de Galápagos.

Para el Magap, junto con el incremento del rendimiento, también está mejorando el proceso de comercialización del café. Villacís puso de ejemplo a los cafetaleros de Manabí, provincia que resultó afectada por el terremoto del pasado 16 de abril. “En Manabí, con una cosecha selectiva del grano maduro, se ha conseguido que se supere la intermediación, que hizo decaer la calidad del café ecuatoriano”, explicó.