placeholder
Por medio de una campaña audiovisual, el IEPI busca recuperar la identidad de los sombreros de Montecristi. Foto: Archivo / LÍDERES

Por medio de una campaña audiovisual, el IEPI busca recuperar la identidad de los sombreros de Montecristi. Foto: Archivo / LÍDERES

Campaña por el sombrero de paja toquilla

19 de enero de 2017 12:15

A escala nacional, pero sobre todo internacional existe una idea equivocada sobre el origen del sombrero de paja toquilla, ya que se lo conoce como Panama Hats, pese a ser procedente de Manabí.

Para cambiar esto el Instituto Ecuatoriano de Propiedad Intelectual (IEPI) está ejecutando una campaña de difusión tanto dentro como fuera del país, en la que se busca recuperar la identidad de este producto, considerado un símbolo de orgullo ecuatoriano.

Dentro de la campaña se muestra la historia del origen del sombrero de paja toquilla, industria que creció a mediados del siglo XIX con la elaboración manual de estos productos, a cargo de artesanos manabitas, específicamente provenientes del cantón Montecristi.

Los sombreros terminados se exportaban en grandes cantidades, y uno de los lugares a donde llegaban era Panamá, país en donde eran utilizados por los trabajadores que se encargaron de la edificación del Canal.

A partir de la visita del presidente estadounidense Thedore Roosevelt a la zona de construcción del Canal de Panamá los sombreros se popularizaron. A esto se sumó que los viajeros europeos llegados al continente atraídos por la ‘fiebre del oro’ en América del Norte los adquirían por sus características de elegancia, frescura, ligereza y calidad. Entonces se generó la confusión del nombre, al creer que se elaboraban en Panamá.

Con estos antecedentes, la campaña promueve que se reconozca a este producto como el sombrero de Montecristi, para lo que se desarrollaron dos videos, uno educativo y otro promocional, que cuenta con traducción en seis idiomas: inglés, francés, portugués, árabe, chino y japonés.

La campaña se lanzó en diciembre de 2016 y su difusión se realiza a través de DirecTv y redes sociales como Facebook y Twitter, además de la página web del IEPI.

El sombrero de paja toquilla es uno de los tres productos ecuatorianos que cuentan con Denominación de Origen protegida, bajo el nombre Montecristi. La importancia de contar con la denominación es que permite el reconocimiento de productos especiales que cuentan con características exclusivas de la zona geográfica de donde provienen y del factor humano que interviene. Esto además impulsa al turismo en las zonas de producción.

La declaratoria del uso de la denominación de origen Montecristi se dio el 15 de junio de 2009 y la primera solicitud de uso fue el 17 de febrero de 2015, por parte de la Unión de Artesanos de Paja Toquilla de Montecristi. Al momento se han emitido 91 autorizaciones de uso de la denominación.

Según datos de Proecuador, en 2015 Ecuador exportó USD 17 millones en sombreros de paja toquilla, además de cascos para sombreros y fieltro para la elaboración de estos productos. Algunos de los principales destinos de las exportaciones de los sombreros de Montecristi son EE.UU., Francia, España, Italia y Japón.

Este último país tiene un importante crecimiento en los últimos años, ya que según cifras citadas por Proecuador, en el 2013 se comercializó USD 826 730 hacia Japón. Esta cifra subió a USD 1,2 millones en 2014, mientras que en 2015 el monto se incrementó a USD 1,9 millones. Entre enero y mayo de 2016, las ventas de sombreros de Montecristi a Japón alcanzaron los USD 1 787 072.