Sara Oñate
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 5
No 0

Agua, chochos y más..., todos los alimentos son catables

11 de marzo de 2015 16:39

Es muy común escuchar de las catas de vino, de chocolates, de quesos, quizá son las más populares y conocidas, pero ¿sabía usted que todos los productos alimenticios pueden ser catados? Sí, desde agua hasta chochos, son productos que se los puede someter a la cata. Pero ¿qué significa catar?

Para Grace Donoso, de la Sociedad de Catadores Profesionales del Ecuador, catar es conocer un producto a través de los sentidos. “Primero hay que ver el producto, te enamoras de él, ves el brillo, el color. En general utilizamos todos nuestros sentidos: la vista, el gusto, el tacto, el olfato y el oído”, dice Grace.

Y ¿cuál es el objetivo de catar? Según Pablo Conselmo, director de la Sociedad de Catadores Profesionales del Ecuador, existe mucha diferencia entre comer y degustar. La primera, dice, es un acto automático y no cobramos conciencia de lo que estamos consumiendo, lo hacemos de manera animal.

Conselmo señala que cuando degustamos tenemos placer y lo valoramos porque un producto que no se valora no se lo reconoce y si no hay reconocimiento tampoco se lo paga. “La gente se está esforzando por hacer un mejor producto y si no tenemos un consumidor que esté en capacidad de reconocer ese valor, si le va a dar lo mismo que produzca bien o produzca mal, no sirve de mucho ese trabajo. Esa es la función social que tenemos como Sociedad de Catadores, preparamos al consumidor dándole herramientas para que sepa valorar las cosas que se hacen en esta tierra”.

¿Y cómo se prepara a un catador? Grace Donoso dice que no hay que tener una cualidad específica pero sí se necesita un conocimiento de cuáles son los atributos que tienen cada uno de los productos y los parámetros que se van seguir para ir catando.

Pablo Conselmo agrega que se necesita educación y entrenamiento. “Puede haber gente que desde el punto de vista genético no está dotada de sensibilidad especial pero con un entrenamiento adecuado puede ser un catador, y puede haber una persona con una capacidad formidable pero sin entrenamiento y sin conocimiento de lo que tiene que buscar en cada producto no podrá realizar el trabajo”.

Grace Donoso asegura que muchas personas se han interesado en prepararse como catadores, ya sea amateur o profesionalmente. “Tenemos alumnos que tienen su profesión, su trabajo y que se preparan en este mundo por cultura”, señala.

Conselmo manifiesta que la cata puede ser vista como una práctica de gente de un determinado estatus social pero “no hay tal”, asegura. “Es cuestión de alimentarse bien, de poder gozar de las cosas simples que están al alcance de todos”.