placeholder
Xavier Montero C. Enviado a Santiago (Chile) / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Chile amplía su carta de vinos al mundo

Los vinos más selectos de Chile provienen de terrenos rocosos, áridos o situados en condiciones climáticas extremas. Son más de 125 000 hectáreas de parras viníferas, sembradas en hileras kilométricas que decoran montañas y valles aledaños a la cordillera de los Andes, al desierto de Atacama (en el norte), al océano Pacífico o los campos patagónicos; las que ubican a aquella nación entre los cinco más grandes exportadores de vino a escala mundial.

La oficina de promoción de las exportaciones chilenas ProChile (con sede en Guayaquil) guió al equipo de LÍDERES en un recorrido por algunos sitios de la Ruta del Vino Chileno 2013. Las viñas Apaltagua, Pérez Cruz, Estampa, Valdivieso y Casa Silva mostraron sus procesos productivos y sus perspectivas de consumo tanto para la región como el mercado local. Hasta agosto de este año, según cifras del Banco Central, al país han llegado más de 1 600 toneladas de vino embotellado con sellos chilenos.

Para Víctor Arce, enólogo asistente de la viña Pérez Cruz, ubicada a unos 100 km al sur de Santiago en el Valle del Maipo, las tendencias globales apuntan a vinos más fáciles de beber. Existen nichos que apuestan -indica Arce- por vinos de alta gama, con grados alcohólicos moderados y que reflejan el trabajo de los viticultores. Los cuidados de este tipo de vino industrial van desde las características de riego, las técnicas de cosecha, las especificidades de los procesos de vinificación, hasta el tratamiento que se le da en barricas y en el embotellado.

Pérez Cruz presentó su oferta en la última Gala del Vino 2013, desarrollada por la Cofradía del Vino, a mediados de este mes -en Quito- con la intención de abrirse mercado con sus botellas de Carmenere, Cot, Syrah y Cabernet.

Otra de las características del vino chileno, a decir de Marcela Chandía, gerenta de enología de la Viña Estampa, es la personalidad que cada enólogo imprime en cada botella. Esta casa vitivinícola se dedica al 'Assemblage', una técnica de combinar dos o más cepas para aportar sus mejores características a un solo vino. Estampa elabora y comercializa 85 000 cajas de vino al año, en 25 países.

En el 2012, Chile exportó 750 000 metros cúbicos de vino al mundo. Ecuador importó USD 8 millones en ese año, un 34% más que en el 2011.

La oferta y demanda

El comensal ecuatoriano. Los ejecutivos de la Viña Casa Silva, ubicada en el Valle de Colchagua (140 km al suroeste de Santiago), indican que su vino carmenere Doña Dominga es uno de los que más demanda local tiene. Aquella firma ha comercializado más de 38 000 cajas en varias cadenas de autoservicios junto con sus líneas de cepas premium, en los dos últimos años.

Tendencia regional. La proyección de las casas vitivinícolas de Chile es desarrollar vinos blancos para diferentes públicos. Según el Banco Central del Ecuador en el 2012 se importaron cuatro toneladas de vinos espumantes.