placeholder
La gastronomía será parte del centro multiétnico que se levantará en Santo Domingo, en un mes. Foto: Juan Carlos Pérez / LÍDERES

La gastronomía será parte del centro multiétnico que se levantará en Santo Domingo, en un mes. Foto: Juan Carlos Pérez / LÍDERES

Redacción Santo Domingo 
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

El comercio une a tsáchilas, chachis y afros en Ecuador 

25 de mayo de 2016 08:38

Tres etnias compartirán espacio e ideas en un centro que se levanta en Santo Domingo. Este espacio servirá para el intercambio de las artesanías y de las materias primas que utilizan y elaboran los pueblos tsáchilas, chachis y afros; también será un sitio para la gastronomía y los servicios de las etnias citadas.

El proyecto no solo abarcará a las comunidades sino que será un espacio abierto para todo el público, según explica la concejala Susana Aguavil, quien propuso la edificación del centro artesanal.

La idea es que los miembros de las etnias tengan un solo sitio donde se puedan comercializar cerca de 150 toneladas de artesanías que elaboran estas etnias al año, sin verse perjudicados por el comercio informal o los intermediarios.

Para el montaje del lugar se cuenta con un presupuesto de USD 500 000; en el momento se estudian las condiciones y factibilidad de los terrenos donde será el sitio multiétnico.

Los tsáchilas, por ejemplo, venden sus artesanías a los chachis, como canastos, abanicos y cestos. Es una estrategia que se basa en el intercambio de la materia prima necesaria para la elaboración de las artesanías.

Los tsáchilas también les proveen de la paja toquilla a los chachis de manera gratuita y estos les entregan sus acabados a costos de producción. Es decir, a un promedio de entre USD 3 y 5 por artículo, explica el representante de los chachis, Luis Cimarrón. Sin embargo, el dirigente cree que en el nuevo establecimiento ellos podrán vender de forma directa.

Cayetano Tenorio, líder de la Asociación de Afros Mayoritarios en Santo Domingo, asegura que desde hace varios años los afrodescendientes han anhelado e intentado desarrollar este proyecto, pero de manera esporádica.

Por las fiestas de cantonización de Santo Domingo, el Municipio les prestaba a los comerciantes la explanada del recinto ferial, para que ofrezcan sus platos típicos, como el ensumacado, encocado y tapao arrecho. “Considero que este centro multiétnico animará a muchos de nuestros hermanos que trabajan en la informalidad y a los que no tienen un empleo fijo”.

La semana pasada, una delegación del Municipio acompañada de los representantes de los tres grupos étnicos recorrió un terreno ubicado en la avenida Abraham Calazacón y Tsáfiqui. Según el alcalde, Víctor Manuel Quirola, ese sitio es una de las opciones que tienen para empezar con el montaje del centro intercultural.

Según Calazacón, al estar en el centro de la ciudad traerá mucho dinamismo para los involucrados.

Los detalles de la organización interna dentro del centro se definieron según una planificación consensuada entre los involucrados. Entre cada espacio se procurará hacer un intercalado entre miembros de las distintas nacionalidades.

Es decir, si un primer cubículo lo ocupa un afro, en el siguiente irá un tsáchila y a su lado un chachi, explicó que el jefe de Planificación del Municipio, Juan Carlos Valencia. “La idea es que no se den conflictos internos y se respete el principio de igualdad”.