Las familias cultivan tomillo, orégano, cebollín, culantro, perejil, albahaca y romero (izq.). María Villalta y Carlos Toma trabajan en la planta de deshidratación de esta asociación. Fotos: Xavier Caivinagua para LÍDERES

Las familias cultivan tomillo, orégano, cebollín, culantro, perejil, albahaca y romero (izq.). María Villalta y Carlos Toma trabajan en la planta de deshidratación de esta asociación. Fotos: Xavier Caivinagua para LÍDERES

Giovany Astudillo
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

Diez familias son el eje de Callimanta

16 de mayo de 2017 13:08

Callimanta es una expresión kichwa que significa cosechar de forma pareja sin desperdiciar nada. Esa palabra fue pronunciada por moradores de la zona de Algarrobo-Tutucán, en el cantón azuayo de Paute, cuando participaban en la cosecha de guayabas.

Desde entonces, Callimanta fue escogida como la marca de los productos de la asociación que formaron 10 familias del sector. Hace un año iniciaron la elaboración de los condimentos denominados finas hierbas y de las presentaciones de quinua y quinola.
“Ese nombre lo seleccionamos porque engloba nuestra filosofía de participación y crecimiento conjunto y que todos nos beneficiemos de forma pareja”, señala el directivo Patricio Coronel.

Al inicio el objetivo era adquirir cinco libras semanales a cada uno de los socios; en la actualidad, compran 50 libras a cada uno. Su estrategia inicial para lograr el crecimiento de las ventas fue participar en degustaciones y ferias gastronómicas en Cuenca, Guayaquil y Quito. “El cliente identificó la potencialidad del condimento de finas hierbas”, agrega Coronel.

Este producto está elaborado con hierbas como tomillo, orégano, cebollín, culantro, perejil, albahaca y romero, combinado con pepa de sambo y sal marina.

Según Coronel, la intención fue usar productos propios de la región para ofrecer un sabor andino, que sirva para preparar carnes de res, mariscos, pollo, papas… y con técnicas de cocina como la parrilla, estofado, horno…

“Es una base que ocupaban antes nuestras abuelitas y que se conocía como el refrito. Ahora, nosotros lo hacemos con deshidratación”, asegura Coronel, quien es chef profesional.

En el caso de la quinua y la quinola otra meta, dice Coronel, es colaborar con las 17 organizaciones de productores de las comunidades pauteñas de Guarainag, Chicán y Tomebamba, porque el proyecto de Callimanta surgió con la visión social y mejorar la calidad de vida de los agricultores, dice Coronel.

“Con ellos se pensó en como generar un producto y nació la idea de hacer un insumo que evite al consumidor todo el proceso engorroso que se requiere para tener lista la quinua”, agrega.

La quinua es deshidratada y se puede colocar directamente en la olla. Según Coronel, el objetivo de los productores es potencializar el consumo de este alimento entre las familias para que aprovechen sus proteínas.

Además, el objetivo es que sea un producto de fácil preparación y generar recetarios y talleres con asociaciones, empresas...

En el caso de la quinola es una granola tradicional fortalecida con quinua deshidratada. Tiene avena, trigo, cardamomo, naranja y pepa de sambo.

La asociación cuenta con una planta de deshidratación, que tiene una capacidad de 200 kilos al día. En la actualidad, utilizan 150 a la semana, que se distribuye en finas hierbas, quinola y la quinua.

“Nuestras expectativas es aumentar la producción para cumplir la demanda para ingresar a los grandes supermercados del país”, señala Coronel.

En la planta de producción invirtieron USD 120 000, que fueron financiados con un préstamo de BanEcuador y con recursos propios. El equipamiento fue instalado en la zona de Algarrobo-Tutucán. Acoplaron la estructura de una cabaña para cumplir con las buenas prácticas de manufactura.

Son más de 200 metros cuadrados para la elaboración. Tienen tres lavaderos para desinfectar las plantas que llegan. Además, las áreas para picar, deshidratar, molino industrial, empacadora y selladora. En el segundo piso tienen un ‘showroom’ para que lleguen los interesados puedan participar de degustaciones.