Arturo Castillo (o) Motivador y prof. de técnicas psicorrelajantes
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

'El trabajo para algunos es todo un drama'

El especialista

Las metáforas nunca están demás cuando se trata de comparar y establecer paralelismos entre la actividad empresarial, el trabajo, y el arte dramático. Más aún, la vida misma se presenta como un descomunal escenario, donde el drama humano desfila encarnado de deleite, repugnancia, dolor, miseria, belleza, soledad, amor, sacrificio.

La complejidad del tramado argumental, la diversidad infinita de personajes y caracteres, escenarios, guiones vitales y desenlaces, no siempre felices, convierten a la vida en el arquetipo mismo de lo teatral.

Jacob Levy Moreno, padre del Psicodrama, utilizó como recurso terapéutico la actuación, recreando la vida concreta en escenarios preparados. Moreno fue quizás un intérprete fiel del anuncio shakespeareano: "El mundo entero es un teatro, y todos los hombres y mujeres, simplemente comediantes".

¿Y cómo pasar por alto a Eugene Ionesco y su teatro del absurdo? ¿Hay algo más absurdo que hacer del trabajo el sentido último de la existencia? Pensando en los peculiares personajes, en el ejercicio del liderazgo autoritario, en el afán de poder; en la adicción al trabajo como una sobreactuación del sentido de responsabilidad, en la sumisión, en el acoso, como argumentos de tipo dramático, que hacen del quehacer humano una obra oscura, lúgubre, cabe preguntarse si es posible reescribir ese tipo de libretos, reasignando roles, encargando a los actores más experimentados y carismáticos las interpretaciones estelares.

Si se ahonda en estas metáforas, se concluye que la actividad empresarial plantea un argumento, la conformación de un elenco, la incorporación de un director, actores secundarios; selección de escenarios, visualización de audiencias, estrategias de comercialización.

Una empresa que carece de un libreto, de los intérpretes idóneos, que no sabe a qué audiencia quiere presentar su producción, va la deriva, de improvisación en improvisación, sin un hilo temático, sin una línea argumental que prever una sucesión de desenlaces, de metas.

Finalmente, resulta crucial la forma cómo una organización pone en escena sus productos y servicios. Si la manera en que se está 'rodando' la compañía no guarda correspondencia con el guión formulado (misión-visión), definitivamente hay que reescribirlo.

[email protected]