placeholder
La evaluación de los colaboradores es el primer parámetro. También es necesario que las empresas fijen políticas claras al respecto. La comunicación es importante.

La evaluación de los colaboradores es el primer parámetro. También es necesario que las empresas fijen políticas claras al respecto. La comunicación es importante.

Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 1

¿En una recesión se puede subir el salario?

1 de diciembre de 2016 15:58

El anhelado aumento de sueldo es un tema “tabú” en ocasiones dentro de las empresas. Y más cuando estas sienten el impacto de una recesión económica.

Si bien es cierto, aumentar la remuneración salarial es parte de un incentivo en los empleados, los incrementos deben estar acordes a la realidad de las compañías, indica Cristina Pachel, gerenta de la firma Xpertisia. Ella añade que para solicitar el aumento de sueldo se debe considerar ciertos factores.

Primero, el colaborador debe tomar en cuenta los resultados de las evaluaciones internas que cada año elaboran las empresas. “Constantemente se evalúa el trabajo de los empleados”, señala.

Si las evaluaciones son positivas, el empleado puede tener un argumento en su favor para solicitar la revisión de su salario. No obstante, en momentos en que las empresas están ajustando sus gastos operacionales -y en ocasiones analizan un recorte de personal- existen otras opciones para sustituir el aumento de sueldo por el momento.

Una de ellas son las recompensas emocionales: estas incluyen la posibilidad de aplicar el teletrabajo o brindar a los colaboradores un día libre cada tres meses señala la ejecutiva.
Estos incentivos, a pesar de no sumar dinero al final del mes, permiten incrementar el compromiso de la empresa por el bienestar del trabajador en el corto y mediano plazo.

Pero también es importante que los empleados muestren lealtad hacia la compañía en caso de que en la empresa no puedan aumentar los sueldos, debido a la coyuntura económica.

Lorena Pástor, consultora de Talento Humano, explica que en las empresas es importante tener una política clara y definida en el tema de salarios. “Se debe indicar al posible empleado si es que en la empresa existe una revisión o aumento del sueldo cada año”.

Los expertos también reconocen que las solicitudes para el incremento de salario se las puede presentar a mediados o finales de año. Usualmente las empresas grandes o las multinacionales estructuran las políticas salariales de manera anual, en los últimos meses de año, dice Pástor.
Además, estas revisiones permiten evaluar el mercado en su sector. “Aquí se puede ponderar las remuneraciones; si el salario es muy alto, pese a que puede ser beneficioso también puede estancar al colaborador con el mismo sueldo a largo plazo hasta que se equilibre en el mercado; y si el salario es bajo corre el riesgo de que los empleados busquen otras opciones”, indica Pástor.

En el caso de que algunas empresas no manejen estrategias o políticas de salarios, el panorama es más complicado para el colaborador. En esta situación se recomienda un primer acercamiento con el jefe inmediato para exponer los argumentos válidos que puedan sustentar el aumento de salario. Si hay un no por respuesta, pues lo mejor no es desmotivarse sino analizar de manera global la situación y tomar una decisión.

Pástor explica que el mejor momento para saber sobre el aumento de salarios se da al negociar el contrato de trabajo: “es clave saber si la firma maneja las tablas sobre el incremento de sueldos”.

Javier Verdesoto, gerente de la compañía de Nexus, especializada en temas de talento humano, explica que para evitar distorsiones entre empresa y empleados lo primero que se debe estructurar es una política salarial.

Este esquema, dice este ejecutivo, debe estar relacionado con las evaluaciones y desempeños de los colaboradores. Además, señala Verdesoto, es la empresa la que determina los porcentajes a aumentar en el caso de que haya solicitudes de este tipo. Asimismo, las empresas deben considerar otros factores externos como la inflación, bandas salariales dictadas por el mercado y el Gobierno.

Verdesoto señala que dentro de estas políticas es importante especificar la posibilidad de obtener bonos con parámetros medibles, como un incentivo para el colaborador. Así, pese a que la empresa esté pasando por un momento difícil este beneficio le permite fidelizar y fortalecer el compromiso con la compañía.

Uno de los principales errores que cometen las empresas en este tema, además de no estructurar la política de salarios, es la falta de comunicación con los empleados. Esto puede generar distorsión al interior de la firma y malestar entre los empleados, coinciden los especialistas consultados.

Por lo tanto, es importante que el departamento de recursos humanos de una determinada compañía siempre se capacite sobre estos temas.

Otra opción para compensara los colaboradores de una empresa en tiempos de contracción económica, detalla el vocero de Nexus, es aplicar los ascensos a nuevos cargos con salarios más altos. Esto permite que un colaborador con un buen desempeño en una área determinada asuma un nuevo desafío.

Todo esto sirve para generar tranquilidad y estabilidad en los equipos de trabajo y para mejorar los índices de productividad de la compañía. Siempre con el compromiso del equipo