placeholder
El presidente Evo Morales anunció que una misión técnica llegará desde Costa Rica a Bolivia. Foto: EFE

El Gobierno de  Evo Morales anunció que una empresa china construirá carretera en Bolivia. Foto: EFE

Empresa china construirá carretera en Bolivia por USD 89,6 millones

5 de March de 2015 18:25

La empresa China Harzone Industry Corporation firmó jueves 5 de marzo un contrato por USD 89,6 millones con el Gobierno de Bolivia para construir una carretera de 38,06 kilómetros en la región central de Cochabamba.

El documento fue firmado por representantes de esa compañía y de la estatal Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), en un acto en Cochabamba, al que asistió el presidente Evo Morales.

Se trata de una carretera de doble vía que atravesará cinco municipios rurales de Cochabamba, incluido el de San Benito, donde se construye la sede del parlamento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Para financiar la obra, el Gobierno boliviano aportará USD 64,6 millones (el 72,12 % del monto total) y la gobernación de Cochabamba dará otros 25 millones  (el 27,88 %), detalló la ABC en un comunicado.

China Harzone Industry Corporation tiene 24 meses a partir de la firma del contrato para entregar la carretera, añadió la ABC.

El presidente Morales urgió a la firma china a que cumpla con los plazos para la entrega de la obra, que será necesaria para una cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que tendrá lugar en Cochabamba en 2017, cuando Bolivia tendrá la presidencia temporal del bloque regional.

"La doble vía tiene que estar terminada para septiembre u octubre de 2017, queridos empresarios, y no pueden fallarnos", señaló. Agregó que con esa carretera se facilitará el tránsito de las delegaciones que participen en la sesión de la Celac, que se efectuará en la sede del Parlamento de la Unasur en San Benito.

Morales también anunció que tendrá una reunión con los representantes diplomáticos de China en Bolivia para resolver algunos "problemas" en la ejecución de obras a cargo de firmas del país asiático.

El mandatario aseguró que tiene "mucha confianza en China, en su presidente y su gobierno" y que es "muy admirador de la revolución popular" en ese país. "Admiro bastante y por eso trabajamos juntos.

China, un país tan grande, una potencia, nos da mucha importancia y por eso algunos problemas tenemos que superar para que nuestras empresas, sean bolivianas, sean chinas o de otras partes, cumplan con los contratos para el bien de todos los bolivianos", añadió. Hace dos semanas, el Gobierno boliviano rescindió el contrato que tenía con otra empresa del país asiático, China Railway, para la construcción de un tramo de línea ferroviaria debido a que la compañía incumplió los plazos.