Rioverde y Atacames tienen negocios con alta concentración de visitantes que saborean su gastronomía. Foto: Marcel Bonilla / LÍDERES

Rioverde y Atacames tienen negocios con alta concentración de visitantes que saborean su gastronomía. Foto: Marcel Bonilla / LÍDERES

Marcel Bonilla (F)
Contenido intercultural
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 1

La gastronomía esmeraldeña tiene su estrategia

13 de diciembre de 2015 14:11

La comida esmeraldeña con sus toques ancestrales busca posicionarse en todo el país, mediante una estrategia conjunta de autoridades de la provincia.

El plan consiste en rescatar y vender la cocina patrimonial esmeraldeña. Y el camino se recorre a través de promociones gastronómicas hechas en Pichincha, Imbabura, Carchi y Sucumbíos.

La meta es elevar el turismo de playa y el número de quienes hacen una parada para comer en las vías. Según la Dirección de Turismo de Esmeraldas, el cantón recibe más de 400 000 turistas al año. La mayoría acude al balneario de Atacames.

Ahora, desde los gobiernos autónomos descentralizados de Esmeraldas se da impulso para convertir a los pequeños negocios en potenciales empresas que ofrezcan un servicio provisto de buena atención. Sonia Quiñónez, de la unidad de Fomento Productivo de la Prefectura de Esmeraldas, explica que a las emprendedoras se las capacita en manipulación de alimentos y atención al cliente. Además, en el mejoramiento de sus infraestructuras y señalética.

Según un subregistro de esa unidad, que pertenece a la Prefectura de Esmeraldas, existen unas 700 personas dedicadas a la actividad gastronómica de forma permanente, que preparan y promocionan más de 30 platos distintos.

La bandeja de mariscos, el cangrejo encocado, una lambada de mariscos, los siete sabores del mar, la resaca marinera, el volquetazo, el caldo peligroso y la pasión del mar son parte de la oferta que se encuentra en la provincia del noroeste del Ecuador.

Por eso se creó una ruta gastronómica en la que no solo hay mariscos sino también dulces. Esta empieza desde San Lorenzo y termina en Muisne.

San Lorenzo, por ejemplo, destaca por el cebiche de concha cuyo principal ingrediente se extrae del manglar, y el champú preparado con maíz.

En Eloy Alfaro se puede probar el rico aserrín de raya, encocado de pescado y minchilla (elaborado con camarón de río), tamales mixtos y dulces de leche.

Rioverde encanta a sus visitantes con el plato siete sabores del mar, la pasión de Paufí, ‘cebicangre’ y conservas de banano, cocadas y arroz con leche.

La oferta continúa en Esmeraldas con el ensumaca’o de ¡Oh Mar!, tapa’o de pescado. Mientras que Atacames se destaca con su bandeja de mariscos, bolón de camarón y langostino reventado.

En Muisne se encuentra la tortilla mompinchera, el plato el volquetazo (solo mariscos) y el yogur de cacao. En Quinindé se prueba el rico encoca’o de guaña y la torta de coco.
Diego de La Sota, un turista argentino que visita Atacames, dice que ha recorrido la ruta gastronómica y ha probado más de 10 platos diferentes. “La cocina es buena con mariscos frescos”, señala. En cambio Luis Flores, de la ciudad de Ibarra, degusta de la lambada de mariscos en Tonsupa.

La mayor concentración de comensales se registra en Atacames, sur de la provincia, y en Rioverde, en el norte. En estos cantones se han constituido asociaciones gastronómicas para promocionar y vender la oferta culinaria esmeraldeña.

Durante el último concurso gastronómico organizado por la Prefectura, denominado ‘Esmeraldas sorprende tus sentidos’, hubo nuevos platos que ocuparon los primeros lugares.
Uno de ellos fue el de Cinthya Angulo, de la comunidad El Porvenir de San Lorenzo, con su encocado de cangrejo azul. Con los USD 1 170 de premio que recibió ahora adecúa la infraestructura de su negocio para atender mejor a sus clientes.

Mariana Quintero de la ciudad de Esmeraldas fue la ganadora del segundo puesto con el plato La Resaca; ella adquirió menajes para su cocina con los USD 900 de premio.
Ambas son mujeres afroesmeraldeñas que heredaron de sus ancestros habilidades para cocinar y mantener vigente la rica cocina esmeraldeña. Ahora, empiezan a pensar en nuevos negocios.

La organización
Los emprendedoras se han organizado para planificar y ordenar su entorno físico en las playas en las zonas de ríos, como en Atacames y Rioverde, para dar comodidades a los turistas.

La gestión
También han realizado autogestión para contar con los servicios básicos (agua, energía, carreteras, comunicaciones, instalaciones sanitarias), como ha sido recomendado por una consultoría realizada por la Prefectura.

La promoción
Se han organizado festivales gastronómicos con el apoyo del Ministerio de Turismo, que se han respaldado con la promoción de sus saberes ancestrales.