placeholder
Integrantes de la familia Lema muestran algunos de los productos que ofrecen en los locales de su sociedad. Foto: José  Luis Rosales / LÍDERES

Integrantes de la familia Lema muestran algunos de los productos que ofrecen en los locales de su sociedad. Foto: José Luis Rosales / LÍDERES

Hamacas con estilo y personalizadas

16 de febrero de 2018 15:45

La fabricación de hamacas, con hilos de algodón y diseños personalizados, es la nueva propuesta de la empresa Aly Textiles, de Otavalo.

La firma, que tiene como socios a cuatro integrantes de la familia Lema, de la comunidad indígena de Peguche, se dedica a la confección de estas camas colgantes. Estas tienen una creciente demanda, especialmente en la Costa y por parte de turistas extranjeros.

La planta, que abarca un área de 885 metros cuadrados (m2), opera desde febrero del 2017.
La idea de aliarse para aprovechar el potencial que tiene cada uno de los socios surgió hace tres años, recuerda Reymi Lema, presidente de esta firma. Sin embargo, reconoce que por la especialidad que domina cada artesano, no fue un camino sencillo.

Efraín Lema se dedica a la fabricación de cobijas de hilo acrílico; su hermana, Florinda, produce el cordón para las hamacas. Los dos heredaron la vocación textil de su padre, César, uno de los más famosos tejedores de la localidad.

Mientras que David y Reymi, hijos de Efraín, se dedican a la confección de bolsos y de ponchos, respectivamente.

Tras dos años de preparativos lograron instalar esta fábrica de producción de hamacas, algunas con diseños preincásicos. “Todavía es un mercado que falta ser explotado”, asegura Reymi.

Está equipada con siete telares mecánicos, en los que se produce 120 unidades al día.
Los aparatos se adquirieron de medio uso a una empresa proveedora de hilos, en Quito. Mientras que la urdidora, que permite la preparación de una diversa gama de hilos, la trajeron de Colombia.

Entre las innovaciones está el reemplazo del hilo acrílico por el de algodón, que aseguran brinda una contextura más fresca. Incluso, las máquinas están calibradas para el grosor y textura de la fibra.

Además, los lienzos que se elaboran en estos artefactos son más anchos, miden 3,50 metros. Los más comunes son de 1,62 m. En el plantel textil, actualmente, laboran tres personas, además de los socios que colaboran en los procesos de fabricación.

Textiles Aly crece paulatinamente. Reymi Lema, ingeniero en Producción Industrial de profesión, asegura que han ido evolucionando de acuerdo con las exigencias del mercado. “Ahora tenemos muchos pedidos de diseños personalizados, con letras”.

Por ello, está en marcha el proyecto de adquisición de dos telares de Jacquard, que serán acoplados a las máquinas en la parte superior. Las denominadas cabezas posibilitarán que los hilos de la urdimbre tengan un movimiento independiente, que permita conseguir el dibujo deseado.

El presupuesto para la adquisición, transporte y puesta en marcha bordea los USD 85 000. La inversión se financiará con un crédito bancario. Los socios barajan dos opciones: comprarlas en Italia o China.

Para los Lema, este no es un proceso nuevo. Hace cerca de tres años, Efraín decidió introducir un Jacquard en una de las máquinas de fabricación de cobijas.

La firma textil se apalanca en los canales de distribución que ha conquistado el patriarca. Poseen almacenes en Otavalo, Quito y Guayaquil, en donde también ofrecen manteles, cobijas, ponchos, bufandas y chalinas.

También tienen distribuidores en esas ciudades, así como en Ambato, Cuenca, Salinas, entre otras urbes, que son visitadas por turistas, especialmente foráneos.

Además, atienden la demanda de clientes de Pasto, en Colombia.

Efraín Lema considera que eso lo ha conseguido en las tres décadas de trabajo en la rama textil. Recuerda que cuando se independizó de su padre, elaboró y comercializó tela de bayeta.

Por esos años sus principales clientes estaban en Cuenca, a quienes les visitaba en cada local para ofertar sus creaciones.

Si bien hasta ahora mantienen las visitas, los pedidos también llegan a través de las redes sociales. En la cuenta de Facebook de Aly Textiles se exhiben los últimos modelos y precios de las prendas que elaboran.

Algunos datos

Locales.  Aly Textiles tiene sus almacenes en Otavalo, Quito y Guayaquil. En la primera urbe su local está ubicado en las calles Quiroga y Sucre.

Ventas. Existen comerciantes otavaleños que llevan los productos de esta compañía textil a EE.UU. y Europa.

Ferias.  Los diseños de Aly Textiles se han exhibido en festivales como el Carnaval de Pasto, en Colombia, que resaltan la tradición y el arte.

Decoración.  Los textiles de esta firma también son ideales para la decoración.

Pedidos.  Se puede realizar al teléfono: 098 923 0118.