Ingimage
Redacción Quito (I) Twitter: @RevistaLideres
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

El líder debe parecerse a un actor

Se piensa que los actores tienen un trabajo fácil: pararse frente a una cámara, decir algunas líneas, atender a la alfombra roja, pero actuar no es alcanzar el estrellato. La actuación es extremadamente exigente y presenta características que se asemejan a los líderes. Entre los actores más célebres que llegaron a ser líderes se encuentra el expresidente estadounidense Ronald Reagan.

Los líderes deben actuar en muchas situaciones: mostrándose de una manera encantada al recibir sugerencias o al no tener la atención deseada; pretendiendo disfrutar con aliados que no le agraden, en la búsqueda de objetivos comunes; hablando indignado sobre un tópico político, sin estar realmente molesto; cautivando a un grupo en una recepción mientras realmente quiere irse a casa y dormir, entre muchos otros escenarios.

En medio de estas circunstancias y particularidades, un estudio de la revista Forbes evaluó las cuatro características en las que los actores de cine se asemejan a los líderes empresariales.

La primera es la comunicación. Como actor, el principal objetivo es comunicar una visión clara al espectador y transmitir una idea. Esto se asemeja a la tarea de los directores creativos y jefes de proyectos, que deben desarrollar un concepto para convencer a una audiencia o un cliente, de que su propuesta es la acertada.

Manuel Egas, analista de talento humano, señala que la importancia de una excelente comunicación, tanto verbal como corporal, permite construir ideas y transmitirlas con éxito. "Una vez que el líder sabe hacia dónde se dirige, su labor es asegurarse de que todo el mundo esté claro en la historia que desea contar para su negocio. Eso hace un excelente líder motivador", comenta el especialista.

Así también, la investigación señala otra característica: el líder deberá crear y construir relaciones personales con su auditorio. La referencia es que al igual que un actor que, aunque esté presentando un monólogo, está construyendo vínculos mentalmente entre su personaje y las otras 'vidas imaginarias'.

Como líder es importante conocerse a sí mismo y a su empresa. Necesita saber dónde están sus fortalezas y debilidades, para construir mejores alternativas. Esto, según el estudio, le permitirá construir relaciones con aquellos a los que necesita influir como líder; además, debe tener un estrecho conocimiento de su desarrollo personal y de su línea de negocio.

Gabriela Menéndez, especialista de Comunicación Organizacional, señala que todos dentro de la empresa tienen un papel que desempeñar dentro de su narrativa (estructura) y es "el trabajo del líder crear esas relaciones, para influir en el crecimiento de su empresa".

Otra particularidad que refleja a un líder, como un personaje representado por un actor, debe ser la motivación e incluso crear una conducta en el colaborador.

El tercer punto dentro de la investigación maneja la capacidad de reacción del líder en comparación con el actor.

Actuar es reaccionar. En el teatro como en los negocios, a menudo se puede llegar a estancar; a estar en una "parálisis de análisis". Esto se ejemplifica de mejor manera en el estudio de Forbes cuando utiliza el ejemplo de un actor en un escenario y que sufre un imprevisto. Este debe improvisar con lo que tiene y crear una solución sin generar un efecto negativo en la audiencia.

En el ámbito de los negocios esto sucede con los imprevistos. Toda empresa sufre imprevistos, pero es la capacidad del líder saber cómo solucionarlo con las herramientas a mano. "Si hay un llamado a la acción, el líder debe ser capaz de brindar soluciones y no caer ante el nerviosismo. No debe dejarse vencer por la tensión de salir victorioso", indica Egas.

El último punto es el beneficio de la quietud. Algunos de los mejores actores son conocidos no solo por lo que hacen, sino por lo que no hacen.

El estudio pone el ejemplo del actor Morgan Freeman. Él puede expresar una emoción estando completamente inmóvil y, al moverse, todos lo notan.

Lo mismo sucede con los líderes. Si bien, anteriormente la parálisis no lleva a ninguna parte, los colaboradores no saben dónde buscar, o en qué concentrarse, si existe un movimiento constante.

"El líder debe sentarse y tener en cuenta lo que sucede a su alrededor. Esto es tan importante como la toma de decisiones", indica Gabriel Jaramillo, motivador personal.

Las similitudes

Actores y líderes. Existen actores que se han destacado como líderes, entre ellos el expresidente de EE.UU. Ronald Reagan, y el gobernador de California, Arnold Schwarzenegger. Asimismo, existe la tendencia de los líderes con afinidad a las artes dramáticas.

La línea de base. El estudio indica que actuar, como el liderazgo, está tergiversado. El liderazgo está asociado principalmente con las empresas, y actuar, con luces brillantes y galas de premios.

Otras similitudes. Un estudio de la universidad de Stanford señala que existen otros atributos que asemejan un líder con un actor: la empatía, el sentido del humor, la pasión, el estilo y el coraje.