placeholder
El semáforo nutricional rige desde noviembre del 2014. Foto: Archivo/ ÚN

El semáforo nutricional rige desde noviembre del 2014. Foto: Archivo/ ÚN

Pedro Maldonado
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

El Mipro dice que no eliminará semáforo nutricional sino que lo mejorará

1 de abril de 2016 16:12

El Ministerio de Industrias y Productividad (Mipro) analiza una propuesta para mejorar la información proporcionada al consumidor en el semáforo nutricional. Así lo dio a conocer la entidad estatal hoy, 1 de abril del 2016, mediante un comunicado.

El semáforo nutricional rige desde noviembre del 2014 para todos los alimentos procesados de consumo humano y tiene como propósito reducir la obesidad y sobrepeso. Mediante los colores verde, amarillo y rojo, indica si el alimento es bajo, medio o alto, en su contenido de grasas, azúcares y sal.

Según un comunicado del Mipro, ahora se estudia la posibilidad de ampliar la información en base a las cantidades diarias recomendadas e indicar la cantidad de energía (calorías) y determinados nutrientes (grasas, grasas saturadas, sodio/sal y azúcares) que aporta una ración de un determinado alimento o bebida, con respecto a las necesidades diarias que tiene una persona. “Expresar la cantidad de calorías y nutrientes por ración puede ser de más ayuda para el consumidor ya que se le estaría dando el cálculo exacto de lo que está ingiriendo”.

La propuesta para mejorar el etiquetado está en una etapa de construcción. Instituciones
vinculadas al sistema de salud y demás entes reguladores trabajan para potenciar el semáforo, según el Mipro

El Ministerio también informó que las mejoras en el semáforo podrían ser de aplicación gradual. De esta manera no se afectará a las industrias, especialmente pequeñas y medianas, en cuanto a inventarios de material de empaque y etiquetado.

Un estudio de la consultora Kantar Worldpanel enfatiza que el impacto del semáforo no fue generalizado en todas las categorías de productos. Un análisis a las compras reales de los hogares, realizado por esta firma en el 2014 y 2015 -antes, durante y después del etiquetado-, reveló que, debido al semáforo, la gente dejó de comprar o redujo el consumo de yogur, leches saborizadas, gaseosas y té listo para tomar.

El semáforo logró “crear conciencia en cuanto a la salud” y llevó a los consumidores a buscar productos ‘light’, con menos cantidad de azúcar, explica la firma.

A mediados de marzo, el Ministro de Industrias, Eduardo Egas, habló de la eliminación del semáforo en todos los productos lácteos como una medida para afrontar la crisis del sector lácteo.