placeholder
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

La moda japonesa le da el toque a este café

Josué Ortiz y Fabricio Hidalgo son dos jóvenes aficionados al anime o cómic japonés. Su gusto mutuo por este estilo de animación los motivó en el 2011 a crear un café temático para que otras personas con la misma afición compartieran videos, películas, música y en donde también pudieran degustar algunos de los bocadillos de la cultura oriental.

Así nació Nyan Coffe, con el concepto de lo que la comunidad de seguidores del anime llama 'coffe maid' o restaurantes cosplay. Este tipo de sitios establecimientos de comida donde el personal atiende a los clientes disfrazados de personajes de anime.

La idea surgió durante una celebración en la que se dieron cita varios aficionados del anime. "Estas fiestas se realizan con frecuencia entre grupos de amigos y club de fans. También se organizan festivales", explica Ortiz.

Ambos son alumnos universitarios, Hidalgo estudia Administración de Empresas en la Universidad Politécnica Salesiana y Ortiz cursa Ingeniería Electrónica en Redes de Información en la Universidad Central.

Para iniciar con este emprendimiento lo primero fue hallar un local y aprovecharon que el papá de Ortiz tenía uno disponible en el norte de Quito, que lo utilizaba como bodega. Allí encontraron algunos muebles que luego utilizaron para su negocio.

Mientras limpiaban el espacio, en marzo del 2011 realizaron un sondeo a través de las redes sociales para conocer los gustos de sus potenciales clientes. Tres meses después pidieron al diseñador gráfico Jonathan Echeverría que los ayudara con el logotipo.

En este proceso invirtieron USD 250, que sirvieron para la adecuación del local. En agosto convocaron a un 'casting' para contratar a las camareras o 'chicas maid', que según la temática del sitio deben estar disfrazadas como las camareras de cómic japonés: vestidos de encaje estilo victoriano o francés, delantales y un lazo para la cabeza conocido con el nombre de katyusha. En cada traje invirtieron en promedio USD 80.

Como lanzamiento del sitio organizaron un festival en noviembre del 2011, al que llamaron Nyan Suri. A este evento asistieron 250 personas. Desde entonces el Nyan Coffe solo atiende previa reservación, el menú está disponible en su página de Facebook.

David Viteri fue uno de los primeros clientes del Nyan Coffe. Él asegura que este negocio llamó su atención por ser uno de los primeros cafés temáticos de este tipo. "El hecho de que solo atiendan con reservación lo convierte en un espacio diferente. Cuando voy ordeno onigiri, que es un plato japonés que consiste en una bola de arroz rellena", cuenta.

  • USD 80 costó cada traje de las camareras.