placeholder
Trabajadores de Odebrecht en la Hidroeléctrica Pisayambo, en Ecuador. Foto: Glenda Giacometti/ El Comercio

Trabajadores de Odebrecht en la Hidroeléctrica Pisayambo, en Ecuador. Foto: Glenda Giacometti/ El Comercio

Odebrecht considera que es buen momento para invertir en América Latina

4 de marzo de 2015 16:14

La gigante brasileña de la construcción Odebrecht considera que es un buen momento para invertir en América Latina, pese a la desaceleración económica en la región, y mira con interés a Perú, Colombia, México, Panamá y Cuba.

Jorge Barata, director ejecutivo de Odebrecht Latinvest - brazo de inversiones en infraestructura del conglomerado empresarial en el resto de América Latina- dijo que el mal momento para el precio de las materias primas no deber ser un obstáculo ni desanimar a quienes tienen inversiones de largo aliento.

"No porque el precio del petróleo, del gas o del mineral está bajo, vamos a dejar de participar en una inversión que tiene una visión de 20 años. Tenemos que ver el (plazo) histórico y, usando medias históricas, tomar la decisión de inversión", dijo Barata, quien tiene su base de operaciones en Lima.

"Nuestra percepción es que justamente en estos momentos (de desaceleración) es cuando el país más necesita de inversión (...) Cuando se invierte en una situación de necesidad, que ayuda al país a salir de un momento bajo, se le da importancia al proyecto. Dicen, hay que impulsarlo porque seguro le da 1 punto más al PIB. Eres escuchado, ayudado, todos los organismos se interesan", comentó.

Perú, Colombia, México, Panamá y Cuba

"Es un buen momento (para invertir), no me cabe duda, y en Perú principalmente. Hay un sólido modelo de concesiones que va madurando", explicó, Barata.

En Perú tienen 14 proyectos, entre concesiones y obras. "Después de Perú es Colombia, que está logrando conseguir el control de la seguridad. Eso genera tranquilidad para que las empresas comiencen a invertir. Antiguamente era peligroso andar en carretera y preferían viajar en avión, y ahora hay 25 licitaciones de carreteras allá", explicó.

En la lista también está México, y Panamá "con crecimiento grande en los próximos años". En Cuba, Odebrecht estuvo a cargo de la construcción del puerto de Mariel, y ahora trabaja en la remodelación del aeropuerto de Cuba y en la modernización de haciendas azucareras.

"Brasil vio que Cuba tiene un potencial. Ahora, con esta anunciada apertura de Estados Unidos, eso va a dar una velocidad impresionante", explicó, y agregó que están mirando con atención proyectos relacionados con la minería, aunque no entregó detalles. "Es un país que ha estado por muchos años parado. Con esta apertura se puede generar mucho crecimiento", sostuvo.

Emisiones de deuda 

Odebrecht, que en Perú lleva adelante la construcción del gasoducto sur peruano, prepara una emisión de deuda para financiar la última etapa de la obra, por unos USD 4 100 millones de dólares, que debería concretarse para junio de 2015, a siete años plazo, y en donde 14 de 15 bancos extranjeros ya tienen comprometida su participación.

"Estamos optimistas que esto va a ocurrir en las condiciones que pretendemos y servirá para cerrar el gasoducto". Luego de que la obra esté en operaciones, se hará una nueva emisión de largo plazo, a 25 años, para captar también USD 4 100 millones, pagar la deuda previa y operar con tranquilidad, explicó el ejecutivo.

Barata reiteró que de este gasoducto, que recorrerá 1 134 kilómetros desde el yacimiento de Camisea en la selva peruana hasta la provincia costeña de Ilo, esperan concluir el primer y segundo tramo en diciembre de 2016 y operar comercialmente en marzo del 2017. El último tramo, en tanto, se culminará en diciembre de 2017 y estará en operaciones en marzo de 2018