placeholder
Petroleo

En la imagen el Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE), el precio del crudo se recuperó este martes 21 de julio. Foto referencial: Archivo

Leve recuperación del petróleo, que cerró a USD 50,36 el barril en Nueva York

21 de julio de 2015 20:28

El petróleo se recuperó levemente el martes en Nueva York, luego de cuatro sesiones en baja, alentado por el repliegue del dólar, cuando los inversores esperan los datos de reservas semanales y producción de crudo en Estados Unidos.

Los precios del barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en agosto, en su último día de cotización, ganó USD 0, 21 centavos a 50,36 en New York Mercantile Exchange (Nymex).

En Londres, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en setiembre ganó 39 centavos a 57,04 dólares en el Intercontinental Exchange (ICE). "Sin duda, el mercado había vendido demasiado en los últimos días y luego el dólar aportó su apoyo", declaró Phil Flynn, de Price Futures Group.

Pero Tim Evans, de Citi, subrayó que no hay argumentos para fundamentar una recuperación durable, en vista de la sobreabundancia de oferta en relación a la demanda, con miembros clave de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) que parecen siempre más empeñados en defender sus partes de mercado que en controlar una oferta excesiva para sostener los precios".

Previo a la publicación del informe de la asociación profesional API y del departamento de Energía estadounidense sobre reservas semanales, Carl Larry, de Frost & Sullivan, señaló que "dos cosas podrían sostener los precios: que las reservas de crudo bajen o que la producción de petróleo de esquisto continúe reduciéndose", Según la estimación mediana de expertos interrogados por la agencia Bloomberg, las reservas estadounidenses de crudo se habrían reducido en 2 millones de barriles en la semana finalizada el 17 de julio.

Para Larry, el mercado se encuentra en su piso y "no hay mucha información que presione a los precios a la baja o al alza". Flynn evalúa que el crudo es afectado por un contexto deflacionario generalizado para las materias primas, particularmente marcado por el oro.