Catalina Parra, propietaria de Menta-Paletería. Su estrategia es elaborar helados con base en recetas de postres. Foto: Vicente Costales/ LÍDERES

Catalina Parra, propietaria de Menta-Paletería. Su estrategia es elaborar helados con base en recetas de postres. Foto: Vicente Costales/ LÍDERES

Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 7
No 2

Los postres son su inspiración para crear helados

3 de octubre de 2016 11:12

La afición que Catalina Parra tuvo por los helados y por la repostería desde niña la motivó a arrancar con su propia heladería. Menta-Paletería Artesanal es un emprendimiento que evolucionó de ser un pasatiempo para convertirse en un negocio familiar.

Esta iniciativa surgió hace un año y medio. Eventos familiares, fiestas infantiles y encuentros entre amigos fueron sus primeros ‘mercados’ para probar su producto. “Tenía al menos un evento al mes y así fue como nos dimos a conocer al público”, dice Parra.

Los sabores de los helados gustaron a esos primeros clientes por lo que la mujer y su esposo apostaron por montar su propio local de helados artesanales.

La elaboración de su primer helado fue una aventura basada en “prueba y error”. Fue de menta y consistió en un aprendizaje de seguir recetas e ir probando. Después de una semana, en la tercera prueba, Catalina consiguió la paleta esperada.

El helado de menta les gustó a Parra y su esposo que decidieron usar la palabra ‘Menta’ en su emprendimiento, en honor a su primera paleta.

Esta emprendedora explica que la estrategia del negocio fue convertir postres en helados mediante frutas e ingredientes naturales.

El primer paso para dar a conocer su iniciativa empezó en la Feria de Verano de la Floresta del año pasado. En este espacio, su participación fue sorprendente. En tan solo dos días de feria se vendieron 400 helados.

La aceptación que recibió su producto en esta feria impulsó a Parra a ubicar a la Floresta como un sitio estratégico para comenzar con su proyecto.

La inversión inicial para empezar con esta iniciativa fue de USD 25 000. El capital se invirtió primero para buscar una vitrina. El siguiente paso fue el arriendo del local, la compra de congeladoras, máquinas, muebles y materia prima para la producción de las paletas. “Así seguimos hacia adelante”.

La inversión se va recuperando paulatinamente con la venta de las paletas, que ya no solo en cumplen en eventos sociales; Menta-Paletería Artesanal acaba de abrir su primer local, ubicado en el sector de la Floresta. En los primeros 10 días se vendieron alrededor de 450 helados. Los precios varían entre USD 2 y 2,50.

Otro de los secretos está en los ingredientes. Los productos para la elaboración de los helados son 100% naturales. “Usamos frutas y combinaciones naturales, evitando cualquier tipo de químicos, colorantes o sabores artificiales” .

Su principal proveedor es Wikimujeres, una red de colaboración entre emprendedoras que se mueven en Facebook. Parra comenta que mediante esta red solidaria consigue productos naturales para la elaboración de sus helados; también, puede colaborar con otras microempresarias.

Titi Moreno, emprendedora en Wikimujeres, provee a Parra aproximadamente de tres litros de leche de coco a la semana. María del Carmen Zavala también es proveedora de la iniciativa. Ella provee de cuatro kilogramos de frutillas por semana.

Menta-Paletería Artesanal ofrece hoy en día más de 30 variedades de helados, desde pie de limón, menta chocolate hasta caramelo salado y helados bajos en azúcar.