placeholder
El latacungueño Santiago Bedón egresó de la carrera de Diseño de Interiores y es gestor cultural en Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua / LÍDERES.

El latacungueño Santiago Bedón egresó de la carrera de Diseño de Interiores y es gestor cultural en Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua / LÍDERES.

Los rompecabezas se venden ‘Enlatados’

3 de mayo de 2015 14:57

Enlatados es la marca del emprendimiento del latacungueño Santiago (‘Tiago’) Bedón. Ese nombre guarda relación con los envases en los que comercializan sus rompecabezas y con ‘Lata’, una abreviatura con la que se conoce a su ciudad natal.

Sus rompecabezas no son convencionales ni por su figura rectangular ni por las imágenes que se plasmaron en los diseños. Bedón, quien egresó de la carrera de Diseño de Interiores de la Universidad de Cuenca, optó por círculos de un diámetro de 20 centímetros, para crear estos juegos.

Los rompecabezas no fueron la primera idea para Enlatados sino que tenía un proyecto de chocolatería con su hermano, pero no se concretó. El año pasado, Bedón, quien también es gestor cultural, decidió tener su negocio con el fin de rescatar la identidad cultural, mediante juguetes u objetos.

Desde noviembre pasado, ha lanzado cuatro colecciones, en total son 24 diseños de rompecabezas. Las temáticas se relacionan con las fiestas tradicionales e interculturales del país, como la Diablada de Píllaro; personajes típicos, como el cucurucho.

Otros diseños están relacionados con la fiesta de los Muertos de México y personajes de ese país como Frida Kahlo. El mes anterior presentó una colección inspirada en la capital azuaya, que el pasado 12 de abril cumplió 458 años de fundación. Son collage.

Otros diseños están relacionados con la fiesta de los Muertos de México y personajes de ese país como Frida Kahlo. Foto: Xavier Caivinagua/LÍDERES.

Otros diseños están relacionados con la fiesta de los Muertos de México y personajes de ese país como Frida Kahlo. Foto: Xavier Caivinagua/LÍDERES.

Bedón prepara, en la actualidad, tres colecciones que estarán inspiradas en la fiesta de la Mama Negra, en Quito y en Galápagos.

También, cuenta con cojines redondos para viajes, que son una suerte de ‘souvernirs’ que se relacionan con los rompecabezas. Todos los artículos son comercializados en galerías de arte ubicadas en Quito y Cuenca.

Según María José Machado, de Cu.Gallery, en Cuenca, además de ser un juguete sirve como una pieza coleccionable, que tiene demanda entre los adultos.

Bedón comercializa más de 60 unidades cada mes. Otras alternativas de venta son a través de su muro de Facebook (Enlatados Desing) y de ferias de diseñadores.

Una de las últimas que participó fue Caravana, que se realizó en el barrio de El Vado, en el Centro Histórico de Cuenca. Con ello, Bedón busca que sus creaciones se conozcan en todo el Ecuador.

El 80% de la producción de los rompecabezas es manual. Se inicia con una investigación para escoger y plasmar el diseño. Luego traza bocetos, con el uso de lápiz y papel. El dibujo resultante se digitaliza mediante programas de computación y se imprime en vinil que es pegado en la madera, que es MDF de 3 milímetros.

El corte de las piezas del rompecabezas se realiza con una máquina de corte láser. Tiene 64 piezas y Bedón plantea crear objetos de mayor diámetro con 300 piezas. Detrás de cada lata están la información y la descripción de la imagen del rompecabezas.