placeholder
Redacción Cuenca
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Salmón, langostinos, mousse... con cada copa

En redes sociales los usuarios suben fotos tomadas en restaurantes, disfrutando de catas de vino, champaña o cava (una variedad de espumante), entre otras bebidas.

Cada imagen va acompañada de pequeños textos que explican las características de la bebida como: afrutado, con cuerpo, añejado, tonos de roble… Además, en esos restaurantes los meseros sirven con cada copa entradas de salmón aromatizado con eneldo (una hierba), langostino en curry rojo, mousse de limón, entre otras preparaciones, que realzan el sabor del licor y los alimentos. A esta suerte de mezcla entre licor y comida se le denomina maridaje.

Esta estrategia de invitar consumidores a restaurantes es una de las apuestas de la división licores de los Almacenes Juan Eljuri, que a través de estas actividades busca el posicionamiento de sus marcas, explica el gerente de esta área de Comercialización, Fausto Cornejo.

Esta táctica, con cinco años en el mercado, surgió para lograr un mejor acercamiento al público objetivo y posicionar la marca usando medios alternativos. Esta división de licores destina USD 100 000 al año en la organización de estas degustaciones y realiza más de 300 catas en igual periodo, explica Cornejo.

Esta forma de publicitarse tiene eco porque la gastronomía evoluciona junto al consumidor ecuatoriano, que se ha familiarizado con el maridaje. Este público no busca embriagarse, sino usar la vista, el olfato y el gusto para deleitarse, dice el sommelier portugués Tiago Pinto, durante una cata de la cava marca Freixenet, a la que asistieron 20 personas.

Una de las participantes fue Gabriela Vázquez, quien se deleitó con los platos y tres tipos de cava. "Son actividades donde se aprende y se disfruta. Es lógico que fidelice consumidores".

Más sobre esta idea Catas caseras.  Desde el 2012, los compradores de ron Zacapa pueden realizar catas en su casa si garantizan la asistencia de 14 amigos. Almacenes Juan Eljuri lleva el sommelier y los diferentes tipos de ron para esta actividad.

Los restaurantes.  Los lugares donde se realizan las catas son locales que compran los productos de licores de Juan Eljuri. Estos eventos se hacen entre 15 y 20 personas.

La evolución. Estas degustaciones se hacían hace cinco años para 80 o 120 personas en lugares grandes. Pero se disminuyó el número de personas para garantizar personalización y dar un mejor mensaje.