placeholder
Vista del 'stand' de Opel durante la presentación a la prensa de la 84 edición del Salón del Automóvil de Ginebra. Foto: Sandro Campardo/ EFE.

Vista del 'stand' de Opel durante la presentación a la prensa de la 84 edición del Salón del Automóvil de Ginebra. Foto: Sandro Campardo/ EFE.

Vehículos ecológicos y autos sin conductor serán presentados en el Salón del Automóvil de Ginebra

1 de marzo de 2015 10:40

El Salón del Automóvil de Ginebra abre sus puertas la próxima semana, en un contexto de mejora de los resultados de los fabricantes europeos y con la presentación de varias novedades, incluyendo coches de ensueño, vehículos ecológicos y autos sin conductor.

El salón, que abrirá sus puertas el jueves, 5 de marzo del 2015, al gran público tras dos días de exposiciones para clientes profesionales, contará con la presencia de 220 expositores y cerca de 900 vehículos, 130 de los cuales serán novedades y prototipos.

"El salón de Ginebra abre un contexto positivo para la industria del automóvil en Europa", destacó Flavien Neuvy, director del observatorio Cetelem del automóvil.

El mercado europeo, que se había desplomado por la crisis de 2008, volvió a tener un desempeño positivo en 2014, con un crecimiento de 5,7% y un alza de 6,7% en enero. Estos salones reflejan "el clima general en el sector", explicó Yann Lacroix, analista de la aseguradora Euler Hermes.

Para el experto, "los mercados retoman un poco la orientación al alza, y los resultados mejoran". Empero, este repunte sigue siendo desigual entre los diferentes mercados. Por ejemplo, en el sur de Europa, es decir en España, en Italia e incluso en Francia, el sector avanza con dificultad para poder retomar los volúmenes de antes de 2008. Además, la industria va a recibir un impulso con la caída de los precios del petróleo, que "ayuda a las empresas a hacer caja y dinamiza un poco las compras de los hogares.

En consecuencia, si la tendencia persiste, esto podría atenuar el efecto de la crisis para los países europeos que todavía no han salido", dijo por su parte Josselin Chabert, experto de la consultora PwC. Los fabricantes franceses, que sufrieron dolorosas reestructuraciones durante la crisis, han publicado en los últimos meses resultados más alentadores. Por ejemplo, PSA Peugeot Citroën, que se salvó de caer en bancarrota hace un año y medio, publicó recientemente cifras sólidas, logrando reducir a un cuarto sus pérdidas netas.

Por su parte, Renault registró sólidos resultados, mejorando sus beneficios, y anunció que efectuará 1.000 contrataciones en Francia este año.