Ejecutivos de Cervecería Nacional estuvieron hace dos semanas en los sectores donde se siembra cebada. Foto: Glenda Giacometti / LÍDERES

Ejecutivos de Cervecería Nacional estuvieron hace dos semanas en los sectores donde se siembra cebada. Foto: Glenda Giacometti / LÍDERES

Cristina Marquez
Contenido intercultural
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

La siembra de la cebada recibe apoyo

29 de agosto de 2016 10:38

Los rituales de agradecimiento a la Pachamama por la cosecha de granos secos y cereales volvieron a escucharse en Chimborazo. La cebada, un cereal que hace una década se sembraba en su mayor parte para el consumo familiar, es el nuevo protagonista en las comunidades indígenas de Riobamba, Colta, Guamote y Alausí.

Cervecería Nacional inauguró su programa de desarrollo sustentable Siembra Cebada en la Sierra centro. Unas 350 familias de agricultores de Chimborazo forman parte de esta iniciativa que busca recuperar este cultivo andino, fomentar la siembra y comercializar el cereal en las grandes industrias alimenticias del país.

El proyecto se inició en el 2009. Ese año los agricultores de la Sierra norte y centro, se mostraban desinteresados por la siembra de cebada por la poca rentabilidad que generaba el cereal y por la falta de mercados para comercializarlo.

Es que a pesar de que la demanda de cebada en el Ecuador está insatisfecha, las variedades que se cosechaban en los campos no eran apetecidas por su baja calidad. Eso motivó a los ejecutivos de la firma a emprender una iniciativa de carácter social.

Cervecería Nacional, firmó un convenio con el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca para fomentar la siembra de cebada y mejorar la calidad de las semillas. La empresa privada aporta a los agricultores asesoría técnica, capacitaciones frecuentes, una campaña para motivar la siembra y ayuda en la comercialización del cereal.

Entre tanto, el Magap entrega a los agricultores kits agrarios que contienen abonos, semillas certificadas, mecanización y maquinaria agrícola. También, realizan un acompañamiento técnico denominado ‘hombro a hombro’.

Esta estrategia consiste en que en cada parroquia hay un técnico agrícola que asesorará a los agricultores durante el proceso de siembra, cuidados y cosecha. “Creemos que este cultivo tiene potencial, por eso decidimos apoyar esta alianza estratégica. El objetivo es recuperar y mejorar la siembra de cebada para promover el desarrollo”, dijo Wilson López, director provincial del Magap en Chimborazo.

En la primera fase del programa un equipo técnico se dedicó a investigar las variedades de cebada y a mejorar las semillas. Esto permitió que el rendimiento del cereal se incremente de media tonelada de cebada por hectárea, a dos toneladas.

Los agricultores recibieron semillas de cebada escarlet y cañicapac. Ambas variedades son apetecidas por la industria molinera por su textura, además se adaptan fácilmente y tienen un alto rendimiento agrícola.

El programa siembra cebada se inició en el norte del país con 13 familias que sembraron 23 hectáreas de cebada. Para el 2015 unas 300 familias se habían sumado a la iniciativa y se sembraron 1200 hectáreas de cebada.

Ese mismo año Cervecería Nacional apoyó en la comercialización de 4 000 toneladas y los compradores fueron las industrias molineras del país. Cada agricultor recibió entre USD 23 y 25 por cada quintal del cereal.

Este año se sumaron al proyecto los agricultores de Chimborazo, Bolívar y Cotopaxi y se sembraron 2 000 hectáreas que están en proceso de cosecha. La recuperación del Jaway, un ritual indígena que se realiza en esta época del año para agradecer a la tierra por los alimentos, también es parte del plan.

“Cuando empezamos el programa aquí en Chimborazo nos encontramos con esta maravilla cultural. Nos propusimos difundirlo en los medios de comunicación para atraer también al sector turístico. Las prácticas ancestrales son parte de este programa que no solo es agrícola, sino también humano”, explica Hugo Orellana, responsable del programa de desarrollo sostenible de Cervecería Nacional.

En el futuro, esta empresa espera convertirse en la principal compradora del producto de su propio programa. Con ese propósito, el Ministerio de Agricultura ya trabaja en las pruebas técnicas y trámites de importación de semillas de una variedad denominada mercafe.

Detalles

La cebada que se produce hoy en el país no es apta para la producción cerveza porque no es una variedad maltera.

La variedad  mercafe, se importará desde Canadá y EE.UU. y es apta para la producción de Cervecería Nacional.

El Jaway es un ritual indígena que se practica en las comunidades durante la cosecha de cereales, pero que estuvo cerca de desaparecer.