placeholder
Juan Miguel y María Isabel Cornejo muestran los zapatos en el local Cornejas, ubicado en el norte de Quito. Foto: Diego Pallero / LÍDERES

Juan Miguel y María Isabel Cornejo muestran los zapatos en el local Cornejas, ubicado en el norte de Quito. Foto: Diego Pallero / LÍDERES

Un concepto en alpargatas con creatividad y tradición

16 de marzo de 2018 06:51

El aspecto cultural de la alpargata se actualiza en Cornejas, una tienda que realiza una adaptación moderna a esta variedad de calzado.

El emprendimiento nació en 2012 con la venta de alpargatas estilo argentino vía online a través de un fan page de Facebook con el nombre de Cornejas.

Juan Miguel Cornejo
, dueño del negocio, comenta que este estilo de calzado fue un producto novedoso en el mercado ese año. Se contaba con un modelo de alpargata en cinco colores distintos.

Con el propósito de ampliar las ventas, esta marca instaló una isla en el 2014 en el Centro Comercial Naciones Unidas, en Quito.

A medida que los clientes preguntaban por nuevos colores este negocio fue incorporando diseños a su catálogo.

Cornejo explica que en la industria de la moda se debe contar con variedad de producto para mantener la competitividad en el sector.

De esta manera amplió su catálogo de alpargatas con modelos como: valencianas con taco, espartanas con yute, suecos con taco magnolia con yute, alpargatas tradicionales hechas de cuero o terciopelo, entre otros.

El concepto de este negocio es mantener el aspecto de lo autóctono mezclándolo con diseños urbanos, afirma Cornejo.

Además, se cambió la suela de material a una de caucho, que aumenta la resistencia del producto.

En septiembre del 2017 esta marca inauguró su local oficial en el centro comercial, con un taller de diseño y oficina.

Esta expansión comercial produjo que se facture un aproximado de USD 9 000 al mes.
Además, este negocio permite a sus clientes solicitar alpargatas bajo pedido con un diseño personalizado en colores o materiales.

Cornejo comenta que amplió su mercado a través de una técnica llamada ‘pop up stores’. Esta herramienta consiste en abrir una tienda por un límite corto de tiempo como 15 días, la publicidad se la realiza como un evento en Facebook para atraer la mayor cantidad de público posible.

Bajo esta modalidad se abrió tiendas temporales en las principales provincias del Ecuador y se amplió la cartera de clientes a nivel nacional.

Este año Cornejas tiene el proyecto de abrir una tienda en Guayaquil. El fundador del emprendimiento explica que esa ciudad tiene una dinámica comercial diferente a las de la sierra. En ese territorio el mayor número de ventas se da por clientes que conocen la tienda física.

El resto de ciudades como Quito posee un mayor número de clientes que conocen del producto a través de redes sociales.

Como estrategia permanente este negocio siempre tiene promociones. Hace poco desarrolló una campaña comercial por el mes de la mujer con mayores modelos femeninos de su última colección y rebajas en las compras.

Esta marca presenta un aproximado de 20 modelos nuevos cada mes con distintas combinaciones de colores y estampados.

Cornejo explica que la variedad de su producto es una táctica de ventas para que sus clientes sientan una exclusividad en cuanto al diseño que adquieren. Así continúa su crecimiento.