placeholder
Fotos: Julio Estrella / LÍDERES Mauricio Rodríguez, uno de los trabajadores de Limpiatec, muestra los productos especializados en limpieza de vidrios, en el ‘show-room’, en el norte de Quito.

Mauricio Rodríguez, uno de los trabajadores de Limpiatec, muestra los productos especializados en limpieza de vidrios, en el ‘show-room’, en el norte de Quito. Foto: Fotos: Julio Estrella / LÍDERES

El aseo sostenible es su negocio

1 de noviembre de 2016 07:44

Esta empresa quiteña especializada en limpieza, ha tenido que enfrentar dos escollos en sus 23 años de existencia. Luego de la crisis bancaria de 1999 perdió a uno de sus principales clientes, Banco del Progreso, debido a su quiebra.

Y en el 2008, Limpatec debió reacomodarse a las disposiciones del Mandato 8, que eliminó y prohibió la tercerización laboral, y obligó a las empresas a pagar utilidades al personal de limpieza, pese a que pertenecieran a prestadoras de servicio externas.

Esto hizo que entre ocho y 10 firmas decidieran dejar de contratar sus prestaciones de aseo. Ante esta situación, Limpatec debió abandonar su modelo de negocio que le dio réditos durante 10 años.

Cecilia Urresta, gerenta general y fundadora de la firma, comenta que Limpatec nació a principios de los 90 con la intención de profesionalizar los servicios de limpieza en el país.
Durante su época de estudios de diseño textil en el Seneca College, en Canadá, la ejecutiva notó cómo empresas ofrecían un servicio profesional de limpieza y desde ese entonces buscó implementar el negocio en el país.

Cuando fundó la firma, en 1993, a decir de Urresta, este era un nicho no explorado en el país y creyó que sería un buen negocio. Con una inversión de unos USD 30 000 adquirió maquinaria e insumos para realizar la limpieza.

Su primer contrato fue para encargarse del aseo del centro comercial Mall El Jardín, que en esas épocas se inauguraba en el norte capitalino. Otras firmas como IBM o Merck Sharp and Dohme también conformaron su cartera de clientes en esos años.

La demanda del servicio hizo que el número de empleados llegara hasta 200 y que manejaran 15 contratos con empresas.

Pero hace ocho años la firma cambió su estrategia. Sandra Enríquez, hija de Urresta, fue quien llevó a cabo este proceso y buscó enfocar a Limpatec a la comercialización de productos relacionados con su negocio y la consultoría. A partir del 2011, la empresa comenzó a ofrecer servicios y consultoría de limpieza verde, impulsando el reciclaje y el uso de insumos amigables con el medioambiente.

Durante estos años, Limpatec ha instalado puntos de reciclaje en centros comerciales como el CCI, Plaza de las Américas, Centro Comercial El Bosque, el Aeropuerto Mariscal Sucre de Quito, entre otras entidades y firmas.

La firma actualmente trabaja con cinco proveedores de EE.UU., Alemania y Francia, como Karcher, Unger, Rubbermaid, Multi-Clean y Plastic Omnium.

Oferta baldes de limpieza, sistemas de trapeado húmedo, sistemas de limpieza de vidrios, químicos para el cuidado de pisos, entre otros ítems de esas marcas.

Con Plastic Omnium, de origen francés, trabajan desde el año pasado para comercializar contenedores de residuos para ciudades. Ahora, Plastic Omnium también provee soluciones que buscan optimizar la gestión y los costos de tratamiento de los residuos sólidos en las urbes.

Supermercados Santa María es cliente de Limpatec. Cristian Reyes, coordinador de Medioambiente de la firma, comenta que este año adquirieron unos 207 basureros de plástico y 22 estaciones ecológicas de reciclaje -que constan de tres recipientes para separa la basura- para todos sus locales. En total, la compra asciende a unos USD 14 000.

Santiago Bustamante es gerente general del Hotel Finlandia, en el norte de Quito, y comenta que es cliente de la empresa desde hace 10 años. Este año le ha comprado alrededor de USD 5 000, en una máquina abrillantadora, insumos de limpieza, entre otros ítems.

Asimismo, Susana Abarca, jefa de Compras del Hotel Reina Isabel (centro-norte de Quito), asegura que le compran tachos para la basura, lavandería, entre otros productos.