placeholder
Melinton Hurtado y el equipo de trabajo de Deliciosamente Sano. Este negocio resultó afectado pro el terremoto del 16 de abril del 2016, pero siguió adelante. Foto: Marcel Bonilla / LÍDERES

Melinton Hurtado y el equipo de trabajo de Deliciosamente Sano. Este negocio resultó afectado pro el terremoto del 16 de abril del 2016, pero siguió adelante. Foto: Marcel Bonilla / LÍDERES

Una cadena de comida se expande en Esmeraldas

27 de marzo de 2017 17:24

La cadena Deliciosamente Sano funciona en Esmeraldas desde hace cinco años, con cinco locales. Los restaurantes están ubicados desde el sur, pasando por el centro de la ciudad hasta el malecón del balneario de Las Palmas, en el norte de la urbe, en donde hay un local con las especialidad en mariscos.

Esmeraldas se caracteriza por una amplia oferta culinaria, en las que se utiliza mucho coco para dar un mayor sabor a los mariscos, acompañadas de plátano.

Esa fue el punto de partida del propietario del negocio, Melinton Hurtado. Él estudió gastronomía y nutrición, en Venezuela y Chile.

Deliciosamente Sano inicialmente se llamó Sano y Sabroso y empezó sus actividades tras proveer alimentación a los trabajadores de la empresa petrolera Azul, en el Oriente, en el 2002.

Dos años después, empezó con programas radiales y charlas sobre gastronomía, sobre alimentación y nutrición, lo que le permitió ganar espacio para dar a conocer sus propuestas.

Hurtado inició con un capital de USD 125 000. El dinero lo obtuvo por su trabajo en una cadena hotelera que opera en el país. Así inició con su propuesta gastronómica para comer sanamente sin privarse de la rica gastronomía esmeraldeña.

Al mismo tiempo se ofrecía el servicio de alimentación a empresas del sector petrolero en Esmeraldas, como lo recuerda Alfredo Plaza, un esmeraldeño que motivó ha Hurtado a que invierta en su ciudad.

José Perlaza y Leonila Quiñónez fueron dos de los primeros clientes. Ellos creen que el negocio despuntó porque pasó de un menú gastronómico simple, a uno con una propuesta nutricional.

Cuando aumentó la demanda fue necesario invertir en nuevos equipos para la cocina. Con eso se proyectó el despacho de pedidos grandes, de las empresas del sector petrolero. Actualmente, la inversión en equipos y locales supera los USD 270 000, en equipos como cocinas, empacadora al vacío, calderos, cocinas de alcohol, mantelería, mesas y utensilios.

Aunque el terremoto del 16 de abril del 2016 afectó a sus negocios, Hurtado dice que a través de un crédito de USD 20 000 entregado por BanEcuador logró sostener su iniciativa.

La directora de la Unidad de Emprendimiento de la Universidad Católica de Esmeraldas, Roxana Benítez, dice que están son las iniciativas de negocios que han logrado sostenerse con una propuesta distinta, que llamó la atención a los comensales.

El crecimiento continúa. Desde hace 15 días, Deliciosamente Sano, prepara toda la comida que se da en el Hospital Delfina Torres de Concha, aplicando sus conocimientos sobre nutrición, con el apoyo de los médicos de esa casa de salud de la provincia de Esmeraldas. Entre las proyecciones esta en crear una línea de cebiches denominada de Mar a su mesa, que ya funciona en Borbón, en el norte de Esmeraldas.