El condominio Rocas se construye en el sector de Misicata, que está ubicado en el sureste de la capital azuaya. Esta infraestructura cuenta con 130 departamentos con estilo moderno. Foto:  Xavier Caivinagua para LÍDERES

El condominio Rocas se construye en el sector de Misicata, que está ubicado en el sureste de la capital azuaya. Esta infraestructura cuenta con 130 departamentos con estilo moderno. Foto: Xavier Caivinagua para LÍDERES

Giovanni Astudillo Editor (I) [email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 13
No 1

El constructor afina estrategias

9 de enero de 2017 17:11

Levantar casas de menos de USD 70 000, armar ruedas de negocios, campañas de información sobre la Ley de Plusvalía, entre otras, son algunas de las estrategias que prepara el sector constructor este año. A pesar de que este segmento no pasa por su mejor momento, los constructores, los corredores de bienes raíces, los gremios y los comercializadores de materiales tratan de dinamizar el mercado.

El presidente de la Federación Nacional de Cámaras de la Construcción del Ecuador, Enrique Pita, da un panorama de la situación y pone algunos ejemplos. Según él, las ventas de las empresas proveedoras de hierro, bloque, hormigón premezclado, cubiertas metálicas y cerámica plana disminuyeron el año pasado en un 40%, en promedio. Además, la comercialización de departamentos se redujo en más del 40%.

Pita estima que con la vigencia de la Ley de Plusvalía la afectación será mayor. “Para que el sector inmobiliario se recupere no solo deben existir facilidades para acceder a créditos, sino que los compradores tengan confianza para endeudarse a largo plazo, pero tienen recelo”.

Ante ese panorama hay que buscar salidas o segmentos donde trabajar, señala el presidente de la Cámara de la Construcción de Cuenca, Pedro Medina. Para él, una opción que se analiza entre los afiliados a su gremio es la ejecución de soluciones habitacionales de interés social, que cuesten menos de USD 70 000.

Dos factores le hacen atractiva a esta opción. La primera, dice Medina, es que en la Ley para Evitar la Especulación de la Tierra o de Plusvalía se contempla la exoneración del tributo para la construcción de inmuebles en proyectos de interés social y prioritario.

La segunda es cubrir la demanda insatisfecha. De acuerdo con el Programa Nacional de Vivienda del Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda se establece que el déficit de soluciones habitacionales afecta al 67% de los hogares con menores ingresos económicos.

Medina dice que para la ejecución de este tipo de proyectos se necesita el apoyo de los municipios para que los trámites sean ágiles y reactivar en algo al sector, de la construcción.

Otro plan es concretar en febrero próximo una rueda de negocios en la Cámara de la Construcción de Cuenca. Medina dice que será entre promotores que tienen proyectos que están estancados o con ventas pendientes en los últimos años y convocarán a probables compradores con ayuda de las entidades financieras, que tienen clientes precalificados.

Además, estarán los proveedores de cemento, hierro y otros productos para conseguir precios preferenciales para los proyectos futuros. “Todos, en conjunto, debemos buscar estrategias de negocios mejorados”, dice Medina.

Ahora, señala Medina, los promotores tienen incertidumbre por la vigencia de la Ley de Plusvalía. “Quieren saber qué efectos tendrán sobre sus costos finales y están haciendo estudios complementarios para identificar si podría o no tener una afectación”.

El gerente de Asturias Inmobiliaria, Xavier Sánchez, dice que, al existir incertidumbre entre los constructores y compradores, los corredores de bienes raíces están informando sobre los efectos de la Ley de Plusvalía “porque hay mucha desinformación... La norma afecta a la segunda venta”.

Según Sánchez, también están pugnando por la reducción de los precios de venta de los inmuebles para que los compradores inviertan en bienes raíces, “porque así paguen el impuesto siempre habrá ganancia y será mayor a tener el dinero ganando intereses en una institución bancaria”.

En la actualidad, dice Sánchez, se busca clientes entre los emigrantes, extranjeros radicados en el país y ejecutivos jóvenes que tienen acceso a un crédito.

Para el gerente de la sucursal Guayaquil de Home Vega, Oswaldo Calero, si bien hay dificultades, la apertura comercial con la Unión Europea y la expectativa por la eliminación progresiva de las salvaguardias producirá un efecto positivo en el consumidor.

Él explica que se podrá importar productos de calidad a precios menores al no pagar aranceles y salvaguardias. Desde Europa Home Vega importa grifería, cerámica y porcelanato.

Calero dice que este año se debe fomentar el consumo y la inversión en proyectos inmobiliarios porque “la gente siempre tiene sus ambiciones de progresar”.

El año pasado, en Home Vega bajaron los márgenes de utilidad y esa estrategia continuará el 2017. “Conforme ingrese nueva mercadería se seguirán revisando los precios para que cada vez sean más atractivos”, dice Calero.

Robinson Galarza es gerente de la Constructora Galarza & Galarza. Según él, la principal estrategia mantener los precios para incentivar al mercado. Tiene cuatro proyectos con 120 viviendas tipo haciendas para un nivel medio-alto, en Los Chillos y Cumbayá.

Galarza considera que el sector debe unificar los proyectos a costos reales. Añade que se debe aprovechar que la banca tiene liquidez y no subir los costos para que la gente quiera invertir. “Hay que mostrar la seguridad que ofrecen la inversiones en el sector inmobiliario”.