placeholder
Daniel Isenberg es profesor de emprendimiento. Foto: LÍDERES.

Daniel Isenberg es profesor de emprendimiento. Foto: LÍDERES.

Daniel Isenberg: ‘El emprendimiento es buscar crecer’

24 de mayo de 2015 15:56

El profesor de emprendimiento de Babson Collegue se refiere a los mitos que giran alrededor del emprendimiento. Además, explica que se debe distinguir entre fracasar y cometer errores. Él estará en Quito en la II Cumbre de Emprendimiento, el 2 de junio.

¿Cuál es el significado de la palabra emprendedor?
Permítame contestar una pregunta distinta: ¿cuál es el verdadero significado de la palabra emprendimiento?, ya que es complicado definir a una persona emprendedora. Una persona puede ser emprendedora en un punto de su vida y dejar de serlo en otro.

Con esta precisión, ¿qué es emprendimiento?
Creo que el emprendimiento es entendido de mejor manera cuando se lo considera como un proceso más que como una persona. El emprendimiento es buscar crecer, es siempre estar buscando oportunidades para crecer. La manera en la que un emprendedor crece es creando valor para los consumidores, un valor extraordinario, y continuar añadiendo más y más valor. El emprendimiento no tiene nada que ver con el status quo; sino, el siempre esforzarse por ser mejor. Ahora, yo uso esta palabra la mayoría de veces, únicamente cuando se trata de negocios, aunque muchas personas usan el término de una manera más amplia. Sin embargo, creo que es mucho más útil tener una definición más exacta:. el emprendimiento es la creación de valor económico.

Con base en su experiencia el emprendimiento también es parte de la creación de mitos y este es un tema que usted destaca en sus conferencias.
Uno de los mitos es que el emprendimiento es, de alguna manera, intrínsecamente diferente debido a las nuevas herramientas que tenemos, como Internet. Hoy en día nos podemos comunicar de maneras que no podíamos antes; nos podemos informar de formas en las que no hemos podido antes y tenemos herramientas que nunca han existido. Eso solo significa que las herramientas son diferentes. Por esto creo que no hay nada intrínsecamente diferente acerca de la era de la Internet, en lo que a emprendimiento se refiere.

¿Cómo se puede crear un ecosistema saludable de apoyo a los emprendedores?
Por definición, un ecosistema es algo que evoluciona, algo que se sostiene a sí mismo. No es algo que se puede crear. Los líderes de la sociedad pueden fomentar, facilitar, acelerar y catalizar; pero no es algo que se puede crear. No es algo que se puede construir. Es más bien un tema de si esto se puede cultivar o no. El emprender se parece más a la agricultura. Entonces, creo que hay varias cosas que se necesitan.

¿Cuáles, por ejemplo?
Antes que nada, considero que es muy importante entender de manera clara lo que significa el emprender, ya que significa diferentes cosas para diferentes personas. A menos de que los líderes de una sociedad, la de Quito por ejemplo, tengan una definición alineada de lo que significa, va a ser muy complicado fomentar el emprendimiento. Entonces, la primera cosa, es entender que el emprender no es solo un ser autónomo, no se trata de micro-empresas, no es solo innovación y no es solo tecnología. Puede que esté relacionado con estas cosas; pero el emprendimiento es acerca de crecer. No todo el mundo tiene que estar alineado en su definición; pero sí los líderes de negocios, finanzas, educación, políticos y del sector público. Este es el prerrequisito para lograr fomentar el emprendimiento. Después, es importante que estos líderes se junten. Y por último, es muy importante fijar objetivos. Existe un mito acerca del emprendimiento que es: “entre más, mejor”; sin embargo, existe un límite de cuánto emprendimiento puede existir en una región. Esto se debe a que, si el emprendimiento es acerca de crecimiento, de construir algo grande, entonces solo un grupo limitado de personas podrán ser emprendedoras. No todo el mundo puede ser emprendedor. Si para lograr mi emprendimiento debo contratar a 60 personas, estas personas no son emprendedoras. Un paso importante es fijar límites cuantitativos de cuánto emprendimiento se necesita para convertirse en un país autónomo, autosustentable y autogenerador.

¿Hay otras características?
Por supuesto que hay mucha otras cosas que hacer, pero no me extenderé en eso ahora. Las cosas típicas que se necesitan para fomentar un ecosistema para el emprendimiento como: establecer incubadoras, aceleradores o préstamos de garantía no ayudan en sí mismas. Lo más importante es lograr que los líderes estén alineados y con objetivos claros.

¿Cómo se puede crear en la sociedad una cultura de apoyo al emprendedor y que tolere el fracaso? ¿Cuáles debieran ser los primeros pasos?
La pregunta está asumiendo que el fracaso es bueno. Quiero clarificar eso, ya que muchas veces esta declaración es utilizada en una manera errónea. Primero que nada, es importante que el sistema regulador permita que empresas y operaciones que no son exitosas dejen de operar; es decir, que declaren bancarrota o que fallen. Es muy importante que los líderes de la sociedad hagan que fracasar sea estructuralmente más fácil. Es un gran mito que los emprendedores deben fracasar y la mayoría de emprendedores lo evita.

¿Cuál es la diferencia entre fracasar y cometer errores?
Cometer un error es normal. Pero la mayoría de los emprendedores intenta no fallar. Creo que se ha vuelto de moda pensar que fracasar es bueno. Se debe hacer una distinción entre fracasar estructuralmente y fracasar culturalmente. Considerando esto, sí debería existir una cultura de tolerancia y de poder reconocer que ciertas cosas no funcionaron. Pero eso no es lo mismo que aceptar el fracaso.

¿Cuál debe ser el rol de las grandes empresas para apoyar al emprendimiento?
Las grandes empresas no tienen que “apoyar al emprendimiento”, excepto en lo que les ayude a convertirse en más competitivas; eso va a fomentar el emprendimiento de manera natural. Por ejemplo, puede ayudar a crear una cadena de suministros más competitiva si al final de la cadena, el cliente demanda de un proveedor local fuerte. Creo que al estar abierto a proveedores locales y a que estos sean más competitivos, es muy útil que sean parte de la cadena de suministros. Este es solo un ejemplo; pero hay varios ejemplos que demuestran esto.

El rol del Estado en su apoyo emprendedor

Su criterio. “El emprendimiento puede florecer cuando varios niveles del Estado proveen recursos para lograr resolver problemas. Esto es muy diferente a financiar directamente los emprendimientos. Esto funciona de mejor manera cuando no hay discriminación entre el tamaño o la edad de las firmas que están compitiendo por estos recursos. Sin embargo, el rol más importante del Gobierno, local y nacional, es la creación de un clima de apreciación, celebración y reconocimiento al emprendimiento y la importancia que tiene para la sociedad”.