placeholder
Con su padre, Fernando Arévalo (foto superior derecha). Junto a su equipo de trabajo en Brasil (foto izquierda). En su graduación del MBA IE Business School de Madrid (abajo). Fotos: Paul Rivas / LÍDERES

Con su padre, Fernando Arévalo (foto superior derecha). Junto a su equipo de trabajo en Brasil (foto izquierda). En su graduación del MBA IE Business School de Madrid (abajo). Fotos: Paul Rivas / LÍDERES

Expandir ‘apps’ en nuevos mercados es su tarea

22 de marzo de 2017 11:00

El pasado lunes, Daniel Arévalo olvidó su celular -un iPhone 6 Plus- en su casa y por un momento sentía que casi le hacía falta una mano. “Me puedo olvidar hasta la billetera, pero no el teléfono”.

La mayoría de sus labores las hace desde su ‘smartphone’: contestar cientos de mails, responder mensajes de whatsapp, etc.

La oficina de Arévalo está ubicada en Impaqto Quito (norte de la capital), un espacio de ‘coworking’ o de oficinas compartidas, muy de moda entre los emprendedores de estos días.

Este ecuatoriano -nacido en Brasil- es un convencido del poder para romper esquemas de la ‘sharing economy’ o economía colaborativa: el modelo de negocio que se basa en compartir e intercambiar bienes y servicios a través de plataformas digitales.

Y cómo no va a serlo si Arévalo es el gerente de Cabify en Quito, la empresa de redes de transporte a escala internacional que busca conectar a usuarios con vehículos ‘premium’ a través de una aplicación. El año pasado, la ‘start up’, le encomendó la tarea de introducir la ‘app’ en Ecuador.

Ahora, Cabify se expande a un ritmo de crecimiento de entre el 30 a 40% mensual en Quito y Guayaquil, ciudades donde al momento opera. Mientras que en conductores crece 10% al mes.

Arévalo es un milenial que trabaja para milenials. Se mueve como un pez en el agua en las ‘start ups’ y esa fue una de las razones para que Cabify lo fichara.

Previo a su llegada a la firma de transporte, Arévalo trabajó en TrustedCompany.com, una ‘start up’ alemana con base en Malasia que conecta a consumidores y permite ver información y calificaciones sobre tiendas de diversos sectores. “Es como un TripAdvisor de comercios”, explica este ejecutivo del siglo XXI.

El portal especializado en economía Bloomberg sostiene que la comunidad de TrustedCompany.com funciona como una plataforma de revisión en línea, que ayuda a recopilar, integrar y aprovechar las críticas de clientes reales para las empresas.
La firma tiene su sede en la capital de Malasia, Kuala Lumpur, y opera en el sudeste asiático. Además, busca expandirse en mercados emergentes y para ello necesitaba a Arévalo entre sus filas.

A esa firma se incorporó en febrero del 2014 y desde Kuala Lumpur trabajó para que TrustedCompany.com llegue a Sao Paulo (Brasil).

El país carioca es territorio conocido para Arévalo debido a que nació en Sao Paulo por los estudios de medicina su padre, pero su niñez y adolescencia las vivió en Ecuador. La relación con esa nación le motivó a estudiar administración y comercio exterior en el Centro Universitario Una de Belo Horizonte.

Luego de graduarse, en el 2007, trabajó en varias entidades de Brasil y en el 2010 regresó a Ecuador para trabajar como analista de proyectos en la Corporación Financiera Nacional (CFN).

Olga Cedeño, subgerenta nacional de Supervisión de la CFN, sostiene que Arévalo era muy extrovertido y eso le ayudaba para su capacidad de liderazgo. Gracias a ello, dice Cedeño, ha podido llegar a multinacionales.

Su exjefa y amiga la recuerda como alguien de buen conversar y deportista. “Siempre llegaba con una maleta a la oficina para irse al gimnasio al final de la jornada”.

Su vinculación con el mundo de las ‘start ups’ fue el MBA que estudió en el IE Business School de Madrid (España), en el 2012. Con ahorros de su negocio que emprendió a la vez que trabajaba en la CFN: Laun, un bar ubicado en el norte de Quito, cubrió sus estudios en el exterior.

Luego de graduarse del MBA, a finales del 2013, recibió tres ofertas de trabajo en firmas del sector financiero en Suiza y en Miami y también de TrustedCompany.com. “Me animé por el mundo del emprendimiento de la tecnología”, Arévalo.

Édgar Barahona, excompañero en la CFN y amigo, define a Arévalo como una persona muy apasionada por el trabajo y, en ocasiones, algo ‘workaholic’.

Barahona visitó a su amigo durante su estancia en Malasia. Él recuerda que en esa época estaba siempre conectado a su celular debido a la naturaleza del trabajo de su compañía.
Pero no todo en la vida de Arévalo son negocios. Actualmente practica ‘crossfit’ en las noches para mantener equilibrio con su vida profesional.

Su primo, Andrés Arévalo, recuerda que en la adolescencia practicaban fútbol y tenis juntos y siempre fue un líder. Pese a que su padre, Fernando Arévalo, es un reconocido médico, Daniel mencionaba que quería ser empresario y emprender su negocio. Y ahora está en ese camino.

Cabify se sigue adaptando al mercado


La ‘start up’ llegó a Ecuador en la mitad del año pasado con el fin de convertirse en una solución rápida en movilidad, a través de la tecnología. Este desarrollo creado en España en el 2011 busca expandirse en Latinoamérica.

Cabify inició operaciones en España y Portugal. Y para su expansión en Brasil, Panamá, Ecuador y otros países de Latinoamérica, se logró una inyección de capital de USD 120 millones, con el apoyo de la empresa japonesa de comercio electrónico Rakuten Inc.

Pero Cabify todavía busca adaptarse a las normas de los diferentes mercados donde opera. Por ejemplo, la semana pasada, los taxistas de Barcelona y Madrid realizaron manifestaciones como protesta a las políticas de las administraciones públicas a favor de los servicios de transporte colaborativo.

Al mismo tiempo, en otro punto del mundo, Cabify anunció que se convertirá en patrocinador oficial del Club Necaxa, equipo con sede en Aguascalientes. De acuerdo con la empresa, dicha alianza busca ser parte del día a día de las personas a través del deporte con más seguidores en el país.

En ese mismo mercado la aplicación comienza a diversificar sus servicios. Cabify anunció el lanzamiento de ‘Express’, oferta de envíos en motocicleta que estará disponible para usuarios particulares y corporativos.

Desde el lunes pasado se tendrá la opción de enviar documentos o paquetes de hasta 8 kilogramos de peso al solicitar el servicio mediante la aplicación o la web. Y para seguridad del usuario los envíos podrán ser monitoreados en todo el periodo de su viaje.