placeholder
Silvia Maya, moradora del sector, participa en la crianza de 600 aves de manera ecológica en una granja ubicada en Naranjal. Foto Cortesía Prefectura del Guayas

Silvia Maya, moradora del sector, participa en la crianza de 600 aves de manera ecológica en una granja ubicada en Naranjal. Foto Cortesía Prefectura del Guayas

14 familias se dedican a criar pollos ecológicos

22 de febrero de 2017 13:15

Como una alternativa para generar ingresos económicos, 14 familias de la Asociación de Agroturismo (Asgrotucas) del cantón Naranjal, de la provincia del Guayas, se dedican a criar pollos ecológicos.

Las 600 aves, criadas bajo un sistema libre de químicos, estarán listas para ser comercializadas luego de siete semanas cuando alcancen un peso de entre 6 y 7 libras. Esta es la segunda vez que Asgrotucas se dedica a la producción de pollos con este sistema.

Silvia Maya, de 36 años, contó que ella nunca había criado pollos, pero que gracias a capacitaciones que recibió aprendió técnicas de crianza de aves. “Nuestra meta es seguir creciendo como asociación y obtener ganancias para nuestras familias”.

La dirección de Productividad y Desarrollo, de la Prefectura del Guayas, está a cargo del proyecto. La viceprefecta, Mónica Becerra, resalta la utilidad de este adiestramiento con fines productivos.

Según Becerra, se realizaron capacitaciones y acompañamientos técnicos para producir pollos ecológicos, “actividad que se convierte en una alternativa económica para las familias, desarrollada de manera responsable”.

Los moradores de la comuna 23 de noviembre, de Naranjal, fueron capacitados durante cuatro semanas, en conceptos básicos sobre la crianza de pollos y, de igual manera, recibirán acompañamiento en el proceso de comercialización.

Carlos Morán, técnico pecuario de la Dirección de Productividad y Desarrollo, explica que enseñó varios temas, entre estos, cómo hacer un galpón, la cantidad exacta de pollos que debe haber de acuerdo al espacio, uso de criadora y la temperatura y vacunas.

Para Miguel Tigre, presidente de Asgrotucas, el emprendimiento ha permitido obtener ingresos económicos a las familias del sector. “Esperamos que esta segunda experiencia sea un éxito también como la primera”.

Entre los planes de la Prefectura está certificar las prácticas de crianza bajo este sistema. Además, implementar una planta de faenamiento ambiental.

El otro objetivo es lograr que se realice turismo vivencial ecológico para que los visitantes constaten cómo se maneja de manera eficiente esta actividad.