placeholder
Las empresas han optado por reforzar su fuerza de ventas para  colocar más producto.

Las empresas han optado por reforzar su fuerza de ventas para colocar más producto.

Las firmas potencian sus equipos de ventas

27 de abril de 2017 11:18


El aumento del personal de ventas ha sido una de las estrategias de las empresas para colocar más producto en tiempos recesivos.

El año pasado, según el Banco Central del Ecuador (BCE), el sector de comercio decreció 1,1%. Mientras que la Cámara de Comercio de Quito indicó que hubo una fuerte caída de ventas.

Ante esta situación, dice Eddy Troya, propietario de la empresa de recursos humanos Human Plus, las compañías han optado por vendedores especializados y no por principiantes.

“Les interesa los vendedores exclusivos. Gente destinada a colocar el producto y que tenga idea del negocio. Sin embargo, los contratan solo por un período o por servicios profesionales. La idea es que no se queden mucho tiempo porque no quieren personal que se quede como fijo”, indica Troya.

El directivo explica que estas compañías buscan trabajadores que generen resultados lo más pronto posible. En la actualidad, asegura, hay renuencia del sector privado por generar compromisos laborales a largo plazo.

Las empresas que buscan este personal se encuentran en los negocios que ofertan tecnología, principalmente.

Sin embargo, están de otras áreas. Henry Yandún, titular de Kubiec, empresa que desarrolla productos de acero para proyectos de construcción y otros, explica que en medio de un escenario económico complejo decidió salir al mercado con oferta nueva y para ello requirió personal de ventas.

“Hemos aumentado personal como parte del desarrollo de nuevos productos entre los que están los de vivienda económica y emergente, por el tema del terremoto. Contratamos arquitectos, gente en producción y gente en ventas”, manifiesta Yandún.

Luego del terremoto del 2016 la compañía desarrolló la nueva línea de negocios. Y el número de vendedores creció un 15%. Lo que Kubiec buscó fueron empleados especializados. Se tomó en cuenta a gente que conozca de marketing y comercialización de productos.

En el país el segundo grupo de empleados plenos más grande está en el área de comercio. La última encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) sobre empleo revela que fueron el 17,9% del total durante el primer trimestre de este año.

Este porcentaje es apenas una décima de punto porcentual más que el mismo período del año pasado, por lo que la cifra muestra que la cantidad de trabajadores en esta área ha sido estable.

Precisamente, en la distribuidora de licores de Eddy Castillo, ubicada en el sector del Quicentro Shopping, se mantuvo en el último año a los cuatro vendedores con los que contaba. Dos se dedican a ofrecer el producto en otros negocios de la ciudad y los demás se quedan en el local.

Castillo dice que las ventas no han repuntado, pese a que llegaron licores más baratos desde la Unión Europea (UE). Lo que ha hecho es desarrollar promociones y ofertas en precios al público.

Castillo, al igual que los voceros de Human Plus y Kubiec espera resultados.
Este mecanismo se encuentra entre las estrategias básicas para aumentar la cantidad de productos que se comercializan los negocio. Pero, se debe tomar en cuenta que el mercado no esté saturado con un producto específico y donde se haya identificado que se puede aumentar la tasa de consumo de los clientes.

Precisamente, algunas estrategias se ponen en conocimiento de los participantes de los cursos de ventas y atención al cliente, con costo, impartidos por ConQuito.

Álvaro Jijón, encargado de empleo y capacitación, de la entidad, explica que buscan dar conocimientos sobre los procesos comerciales para lograr ventas efectivas. “Damos un taller una vez al mes, por 20 horas en una semana (cuatro diarias). Si la demanda es mayor también damos intensivos durante dos sábados”.

Estos cursos se llevan a cabo desde el año pasado. Incluyen técnicas de venta para trabajar en campo, para call center, oferta detrás del mostrador y demás herramientas sobre ventas.
Los participantes acceden al cuaderno de trabajo, el material de información y un certificado avalado por ConQuito y un socio estratégico. En lo que va del año han participado 2 500 personas.

Al final de los talleres se abren oportunidades para trabajar. Ahora, 280 empresas están registradas para conocer y entrevistar a los talleristas; el año pasado 170. “Hay unas 80 vacantes mensuales. Buscan gente especializada, que venda rápido el producto”.