placeholder
Los principales directivos de Cargill y de Naturisa estuvieron presentes en colocación de la primera piedra de la obra, en marzo. Fotos: Cortesía

Los principales directivos de Cargill y de Naturisa estuvieron presentes en colocación de la primera piedra de la obra, en marzo. Fotos: Cortesía

Nueva inversión en sector camaronero

25 de abril de 2017 14:25

El negocio del alimento para camarón se dinamiza. La firma estadounidense Cargill inició la construcción de una de las plantas de alimentos balanceados para camarón más grande del país.

El pasado 13 de marzo se colocó la primera piedra en la construcción que estará ubicada en el kilómetro 6,5 de la vía Durán - Tambo. El terreno donde se levantará la moderna planta tiene un área de 6,6 hectáreas y la edificación ocupará 3,5 hectáreas de extensión.
Cargill prevé producir 165 000 toneladas de alimento balanceado en esta planta, cifra que representa cerca del 25% de las 600 000 toneladas del producto que demanda el mercado acuícola global cada año.

De manera paralela se construirá un centro de aplicación tecnológica que estará listo a fines de año para promover la transferencia de conocimientos en nutrición y servicios para la industria del camarón.

Se estima la culminación de los trabajos de construcción para el segundo semestre de 2018.

A través de un contrato de inversión firmado con el Gobierno en agosto pasado, la empresa obtuvo beneficios tributarios como la exoneración del pago del impuesto a la renta, la opción de poder traer talento humano extranjero, subsidios en energía eléctrica y la posibilidad de importar maquinaria libre de aranceles para la construcción de la nueva planta.

Para Ángel Gómez, director general del Negocio de Acuacultura de Cargill para Latinoamérica Ecuador, “esta obra es una de las plantas más avanzadas en tecnología, lo cual permitirá capturar mejor el beneficio de ser una empresa global líder en acuacultura, con una importante inversión en investigación y desarrollo”.

Según Gómez, el propósito de la compañía es llevar ese conocimiento al mercado ecuatoriano, “lo cual se traducirá en productos y servicios orientados en mejora de la productividad, rentabilidad y prosperidad del productor de camarones y ayudar al crecimiento de la industria”.

El ministro de Comercio Exterior, Juan Carlos Cassinelli, quien participó en la ceremonia de colocación de la primera piedra se mostró satisfecho con la nueva obra. Dijo que este es un factor dinamizador de la economía.

Además, indicó que esta alianza de ecuatorianos con inversionistas extranjeros está sembrando en suelo fértil, “en un país que ha invertido para que se hagan inversiones y se crea en el desarrollo”.

Cassinelli resaltó que los inversionistas han podido acceder a herramientas legales como el Código Orgánico de la Producción que cuenta con incentivos tributarios y fomenta las alianzas público-privadas a nivel nacional.

La multinacional, dedicada a la producción de alimento animal y de consumo humano a nivel mundial, llegó a Ecuador a inicios del 2015, a través de un acuerdo de inversión con la firma local Naturisa, que opera en la producción y exportación del crustáceo.

Eduardo Arosemena, director comercial de Cargill, agradeció al mercado ecuatoriano por la acogida brindada en los últimos meses, donde la compañía ha iniciado a atender de forma directa, con productos de otras fábricas en la región, los cuales en un futuro cercano serán fabricados en el país. “Esto nos afianza el camino hacia un muy prometedor inicio de operaciones en Ecuador”.

Según Arosemena, la inversión de la firma en Ecuador responde a su ubicación en Latinoamérica, además que se lo considera un país abierto a la inversión. Resaltó que Cargill eligió al país por ser el productor camaronero más grande de la región. La firma factura USD 120 000 millones.

Arosemena explicó que “Ecuador se manejaba de manera remota desde las oficinas de Cargill en Estados Unidos y mandábamos trigo, soya, ciertos granos directamente a importadores como el Grupo Noboa... teníamos presencia indirecta. Hoy, la empresa va a tener presencia en el país”.

Para José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura, la inversión para el sector camaronero es histórica y tendrá un efecto multiplicador que beneficiará a otros sectores agrícolas, ya que se está mejorando la nutrición animal, señaló.

Camposano dijo que esta no es la primera vez que una multinacional busca un socio estratégico local como ancla.

Durante el 2016, el sector acuícola exportó USD 2 536 millones en camarón, generando beneficios a cerca de 200 mil familias a nivel nacional.

Las cifras 

Empleos. 180 plazas de empleo directo y 500 trabajos indirectos generará la construcción de la nueva planta de la compañía.

Producción. Se prevé que con la nueva planta se contribuirá a la producción indirecta de USD 3.4 billones en exportaciones.

Alimento.  En la actualidad Cargill Aqua Nutrition produce en el mundo
1 800 toneladas de alimento balanceado en 38 localidades.