placeholder
El vicepresidente ejecutivo y presidente de Ford Motor Co., Global Markets, Jim Farley habla durante un discurso de apertura por el presidente y CEO de Ford Motor Co. Jim Hackett en el CES 2018 de Las Vegas, este 9 de enero de 2018. Foto: AFP

El vicepresidente ejecutivo y presidente de Ford Motor Co., Global Markets, Jim Farley habla durante un discurso de apertura por el presidente y CEO de Ford Motor Co. Jim Hackett en el CES 2018 de Las Vegas, este 9 de enero de 2018. Foto: AFP

Ford apuesta por tecnología CV2X para conectar autos y ciudades inteligentes

9 de enero de 2018 15:47

El fabricante de vehículos Ford anunció este 9 de enero del 2018 que colabora con Qualcomm para equipar sus vehículos con tecnología CV2X, un sistema que les permitirá conectarse a otros automóviles, peatones e infraestructuras sin necesidad de red celular y que conduce a su visión de las ciudades inteligentes.

El director ejecutivo de Vehículos Conectados de la firma, Don Butler, señaló hoy en la feria CES de Las Vegas que "conectarlo todo" permitirá "destaponar" las ciudades y, aunque la iniciativa aún no se ha sometido a pruebas, espera que en 2019 cada nuevo vehículo de Ford incluya esa tecnología.

Según explicó Butler, con la ecnología celular Vehicle-to-Everything (CV2X), los automóviles se comunicarán directamente con "cada componente de la ciudad inteligente" y esa "conversación" creará datos a los que pueden acceder a tiempo real las autoridades o responsables de la ciudad para "resolver problemas".

En el ejemplo que expuso el directivo, un conductor con diabetes sufre una crisis y su vehículo, que identifica sus constantes vitales, llama al servicio de emergencias, que recibe los datos médicos y llega rápidamente gracias a la redirección del tráfico.

La firma anunció que está trabajando con Qualcomm para hacer las primeras pruebas de los vehículos equipados con CV2X en el país y que tendrán lugar en las ciudades de San Diego y Detroit, aunque no especificó en qué fechas.

El conjunto de chips 9150 CV2X, que llevarán esos vehículos, es la primera "solución comercial" de Qualcomm de este tipo y espera que esté disponible al mercado en la segunda mitad de 2018, aunque su adopción en el "futuro próximo" depende de las "validaciones del sector" y de "un cambio en la regulación actual", apunta Ford.

Los vehículos conectados al entorno conducen a la visión de las ciudades inteligentes que compartió hoy el consejero delegado de Ford, Jim Hackett, quien propuso un rediseño de los sistemas de transporte para "mejorar la calidad de vida" de la sociedad.

Dentro de esa visión, Hackett propuso una "calle habitable" y centrada en las personas, no en los autos. "Henry Ford tenía razón sobre la libertad de movimiento, pero querría evitar los errores de la era industrial a expensas de la vida en comunidad", apuntó.

En este sentido, la firma anunció otras iniciativas más allá de la fabricación de vehículos y orientadas a las ciudades inteligentes, como la nube Ford Transportation Mobility, una plataforma abierta en la que se basarán servicios para optimizar el sistema de transportes y la experiencia de los clientes.

Además, el vicepresidente ejecutivo de la compañía y predecesor de Hackett, Jim Farley, destacó que Ford colabora con las empresas Lyft, de transportes, Dominos Pizza, de restauración, o Postmates, de envíos, en el desarrollo de un sistema de conducción autónoma orientado a los negocios que estima lanzar en 2021.