Silvia Bravo (de pie), viceprefecta de Cotopaxi, durante la entrega de la donación junto a dirigentes de las comunidades y fundaciones. Foto:: Diego Pallero / LÍDERES

Silvia Bravo (de pie), viceprefecta de Cotopaxi, durante la entrega de la donación junto a dirigentes de las comunidades y fundaciones. Foto:: Diego Pallero / LÍDERES

Pedro Maldonado
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

1 135 familias trabajan para elevar la producción de leche

22 de mayo de 2017 13:19

Campesinos de la provincia de Cotopaxi que se dedican a la producción de lácteos buscan mejorar sus procesos para comercializar un producto de mejor calidad.

Para conseguir este objetivo, la fundación Eli Lilly and Company, a través de su división de animales denominada Elanco, donó USD 100 000 para que productores de esta provincia puedan mejorar su línea de producción.

Con ello, se busca beneficiar directamente a 1 135 familias que forman parte de La Campesina, red de 11 centros de acopio y transformación de lácteos en Cotopaxi.

La donación se suscribió el pasado miércoles 17 de mayo, en Quito, en un evento que estuvieron presentes representantes de La Campesina, Silvia Bravo viceprefecta de Cotopaxi; Michael McCarty, director Asuntos Corporativos para América Latina de Elanco; Rosa Rodríguez, directora de Heifer Ecuador, entre otros representantes del sector.

El que ejecuta todo este proyecto es Heifer, una ONG cuyo enfoque combina una propuesta de desarrollo para poblaciones en pobreza, a través de la gestión de ecosistemas y recursos naturales.

McCarty explica que los desembolsos se realizarán en dos años. Añade que dialogaron con Heifer durante cinco años y coincidieron en las visiones del proyecto, que busca mejorar la producción de proteína animal.

Además la fundación brindará ayuda técnica con especialistas como veterinarios
Rodríguez señala que específicamente el dinero se destinará a la mejoramiento genético, mejora del tratamiento animal. Todo esto para que las familias campesinas mejoren los niveles de producción y la calidad de los animales a través de una buena crianza.

Además, el proyecto busca articular a las diferentes asociaciones campesinas productoras de leche de Cotopaxi con el fin de que puedan garantizar un mayor volumen de producción y así comercializar en mejores condiciones. “Es más fácil comercializar en conjunto, un mayor volumen, que garantizar una venta de una sola comunidad”, señala Rodríguez.

Esto va acompañado de asesoría en procesos de capacitación en negociación para que puedan comercializar de mejor manera sus productos.

Toda esta iniciativa va acompañada de una capacitación constante a las diferentes asociaciones. Otra de las aristas del trabajo comunitario es diversificar la producción láctea, con la fabricación de quesos, helados o yogur.

Silvia Bravo, viceprefecta de Cotopaxi, señala que la verdadera matriz productiva consiste en aportar a los pequeños productores para poder mejorar su situación económica y condiciones de vida. “Deben existir proyectos sustentables, sostenibles para mejorar la calidad de vida”, añade la viceprefecta.

El 68% de la producción de leche, según las fundaciones, está en manos de campesinos. El 75% de los productores de lácteos actualmente se concentra en la Sierra centro del país.
Según Bravo, en la provincia de Cotopaxi se producen 400 000 litros diarios de leche y este es un negocio que sustenta a muchas familias de la región.