Los socios se acercaron a las agencias para retirar el dinero de sus ahorros y pólizas. Foto: Tomada de Pixabay.

El pago de utilidades lo establece  el artículo 97 del Código del Trabajo en Ecuador. Foto: Tomada de Pixabay.

Redacción Quito  (I)
[email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 12
No 18

La inversión, un buen destino para las utilidades

7 de abril de 2016 16:51

El viernes 15 de abril del 2016 vence el plazo para que las empresas puedan repartir el 15% de sus ganancias entre sus empleados, según lo establece el artículo 97 del Código del Trabajo.

Este pago es obligatorio, si una empresa generó ganancias en un año calendario, pero no es obligación de las empresas pagar este valor si no obtuvieron resultados positivos. Las compañías debieron registrar hasta el 31 de marzo, al Servicio de Rentas Internas (SRI), cuanto generaron en utilidades el año pasado.

La ley establece que la empresa debe entregar el 15% de sus ganancias a los empleados y lo distribuye de la siguiente manera: el 10% va directo a los trabajadores y el 5% a las “cargas familiares”.

Se reconoce como “cargas” a la pareja, sea el cónyuge o la persona en unión de hecho registrada legalmente. También se consideran como “cargas” a los hijos menores de 18 años o a los hijos con discapacidad, de cualquier edad.

El empleado debe indicar, con la entrega de los documentos respectivos, si es casado y si tiene hijos menores o con discapacidad. Entre esos documentos constan: el acta de matrimonio, partidas de nacimiento o certificaciones estatales sobre discapacidad y estos deben ser entregados antes de que concluya la liquidación de ganancias de la empresa.

Asimismo, ningún empleador debe descontar de las utilidades, aportes al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) o impuestos. El valor a pagar de las utilidades es el mismo para todos los trabajadores de una empresa; no importa el sueldo que tenga cada uno de ellos.
Los trabajadores de empresas de servicios complementarios (limpieza, guardianía,

alimentación y mensajería) tienen derecho a recibir las utilidades de la compañía en la que trabajan y de la que brindan servicios. Cuando una persona laboró en una empresa el año anterior y salió tiene derecho a recibir utilidades por el tiempo de empleo en dicha compañía.

Este debe recibir el dinero aunque haya trabajado un día en una firma que generó ganancias. Para esto, las empresas deben localizar a los excolaboradores, vía telefónica, correo electrónico, avisos en medios de comunicación, etcétera.

Si el empleado no recibe utilidades y considera que fue violentado su derecho puede acudir a la Inspectoría de Trabajo.

Tomando en consideración todos estos detalles y si va a recibir utilidades es necesario que tome en cuenta las siguientes recomendaciones. Lo importante es darle un buen destino a estos recursos y para ello, una de las principales opciones es la inversión.