placeholder
El centro de educación superior cuenta con alrededor de 8 400 estudiantes, repartidos en cinco facultades. Foto: Cortesía UTN

El centro de educación superior cuenta con alrededor de 8 400 estudiantes, repartidos en cinco facultades. Foto: Cortesía UTN

El trabajo de investigación se acelera en un campus en Imbabura

25 de mayo de 2016 08:56

La Universidad Técnica del Norte (UTN) trabaja con ritmo constante y sostenido en temas de investigación y desarrollo. Las áreas en las que este centro de educación superior se viene involucrando en los últimos cinco años van desde lo agropecuario hasta la biotecnología, así como el desarrollo textil o químico, análisis de cultivos como el café o la papa e incluso el estudio de cepas que purifican el ambiente.

El trabajo se cumple en el campus de la UTN, ubicado en Ibarra. Su rector, Miguel Naranjo, detalla que profesores y alumnos dan un fuerte impulso al desarrollo tecnológico. “Tenemos como ejemplo la carrera de biotecnología en la que se cumple investigación en cultivos de café y papa. Con ambos trabajamos para mejorar sus calidades y volverlos más resistentes”, asegura Naranjo

En el caso puntual del tubérculo, se trabaja con la papa chola para mejorar su calidad. “Utilizamos el cultivo hidropónico”.

La máxima autoridad de la universidad detalla otros proyectos de investigación. Uno se encuentra en el área textil y consiste en desarrollar prendas de vestir que no emiten olores desagradables. Esta iniciativa salió ya de las aulas y busca espacio en el mercado, según Naranjo.

La UTN también utiliza sus laboratorios para investigar sobre el las características de las aguas de los lagos de la provincia. En base a los resultados los profesores y los estudiantes han propuesto sistemas de remediación para la laguna de Yahuarcocha, por ejemplo, que tenía algunos problemas ambientales en los últimos años. Con la investigación liderada por la universidad se han encontrado algas productoras de nitrógeno que pueden ser parte, en el futuro, de proyectos de generación de energías alternativas para el país.

La remediación ambiental tiene otro proyecto que consiste en estudiar cepas traídas desde la Antártida para utilizarlas en el Oriente. Naranjo explica que estas plantas microbianas podrían absorber hidrocarburos y limpiar el ambiente. “También estamos en biología molecular, análisis de alimentos, etc. Son algunos de los proyectos en los que estamos enmarcados y enganchados desde hace al menos cinco años”.

En la investigación y la innovación la UTN se apoya en su plante de profesores conformada por 580 catedráticos. De esa cifra el 86% tiene cuarto nivel y 60 profesores cuentan con PhD. También es importante el aporte de los cerca de 8 400 alumnos que estudian 40 carreras en cinco facultades: Ciencias Administrativas; Ciencias de la educación, ciencia y tecnología; Ingeniería en Ciencias Aplicadas; Ingeniería en Ciencias Agropecuarias y Ambientales; y Ciencias de Salud. A estas se suma el Instituto de Posgrado.

La tecnología está presente en el trabajo académico. La UTN utiliza soluciones como Skype Bussines y la red social Yammer, de Microsoft, en sus actividades diarias. “Ir con la tecnología permite llevar el aula a donde estén los estudiantes, además nos permite romper la brecha digital”, asegura Naranjo. El rector califica a las tecnologías de la información como una herramienta que permiten que las comunicaciones y decisiones sean oportunas.

En el caso específico de las soluciones de Microsoft, la universidad las utiliza desde el 2013. Participan más de 16 000 usuarios, entre docentes, alumnos, ex alumnos, personal administrativo y directivos.

Alexander Guevara, del Departamento de Desarrollo Tecnológico e Informático, explica que con las nuevas tecnologías y sistemas utilizados la Universidad Técnica del Norte tuvo un ahorro calculado de USD 7 millones en temas de almacenamiento de información. Según Guevara, la política de la universidad es apoyarse en las nuevas tecnologías.

Los beneficiarios son estudiantes y profesores. Santiago Núñez, alumno de Ingeniería en Sistemas, asegura que la UTN cuenta con un nuevo nivel académico gracias a los beneficios de la tecnología lo que permite ser más eficientes en las obligaciones como estudiantes.

Victoria Proaño, catedrática del centro de educación superior, destaca las bondades de Skype Business. “Con más de 40 alumnos por clase he logrado mejorar la comunicación, fijando reuniones, pruebas orales de los estudiantes”. Esto, asegura, es un beneficio de doble vía gracias a las herramientas y a la tecnología que se usan en la universidad.