placeholder
Uber, fundada en 2009 en Estados Unidos, ofrece servicios de transporte colectivo en 56 países. Foto: Archivo.

Uber, fundada en 2009 en Estados Unidos, ofrece servicios de transporte colectivo en 56 países. Foto: Archivo.

Londres retira la licencia a Uber, que apelará

22 de septiembre de 2017 14:48

La red de transporte privado Uber perderá su licencia para operar en Londres a partir del 30 de septiembre, informó este viernes 22 de septiembre, Transport For London (TfL), el ente regulador del transporte de la capital británica, pero la empresa ya anunció que apelará la decisión.

Según esta entidad, a Uber no se le prolongará la licencia de operador de transporte privado cuando expire la que dispone a fin de mes. Tras realizar una investigación, Uber "no sirve ni es adecuada" para operar en Londres, añadió el organismo, alegando que no muestra suficiente responsabilidad en lo que se refiere a la seguridad de los pasajeros.

Los principales problemas incluyen el modo en que Uber reporta agresiones criminales serias y su forma de revisar los antecedentes penales de los nuevos conductores. TfL también se mostró preocupado por Greyball, el software utilizado por la empresa, que "podría ser usado para impedir el pleno acceso de entes reguladores y para evitar que las autoridades hagan cumplir las regulaciones y la ley".

"Todas las empresas en Londres tienen que acatar las normas y mantener estándares altos que esperamos, sobre todo cuando se trata de la seguridad de los clientes", señaló el alcalde de Londres, Sadiq Khan, en un comunicado. "Proveer un servicio innovador no puede ser a expensas de la seguridad de los clientes", agregó el alcalde.

Ahora la empresa estadounidense tiene 21 días para apelar la decisión y podrá seguir operando mientras dure el proceso. El gerente general de Uber en Londres, Tom Elvidge, ya anticipó que la compañía apelará para "defender el sustento de los conductores y la elección de millones de consumidores londinenses que usan la aplicación". Más de 40.000 personas se quedarán sin trabajo por esta decisión, dijo Elvidge en un comunicado, en donde también destacó que la empresa está comprometida con la seguridad y que sus conductores son sometidos a las mismas revisiones de antecedentes que aquellos que manejan los famosos taxis negros de la ciudad.

"Uber opera en más de 600 ciudades en todo el mundo, incluyendo más de 40 pueblos y ciudades aquí en el Reino Unido. Esta prohibición le mostrará al mundo que, lejos de estar abierto, Londres está cerrado a empresas innovadoras que dan la opción de elegir a los consumidores", señaló. En Londres operan también otros servicios privados de transporte. La aplicación MyTaxi, que pertenece a Daimler, aprovechó la decisión de TfL para ofrecer un descuento del 50 por ciento a los usuarios hasta fines de septiembre.