placeholder
Esteban Acosta en un ingeniero mecánico y empresario quiteño que escaló hasta convertirse en Managing Director (CEO)del gigante de la industria General Motors en Perú. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Esteban Acosta en un ingeniero mecánico y empresario quiteño que escaló hasta convertirse en Managing Director (CEO)del gigante de la industria General Motors en Perú. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Él maneja en Perú una firma mundial de autos

4 de septiembre de 2017 19:04

Para el ingeniero mecánico Esteban Acosta escalar en la vida profesional hasta llegar a dirigir una compañía no es un sueño, sino una realidad que la sigue viviendo hasta la actualidad.

La dedicación y el trabajo duro hicieron que un joven que, alguna vez, entró a trabajar en la planta de producción de la ensambladora de automotores Ómnibus BB, se convirtiera en el Managing Director (CEO) de la multinacional General Motors, en Perú. Desde muy joven, demostró su tenacidad para alcanzar sus metas.

Por ejemplo, sus estudios universitarios en Ingeniería Mecánica en la Escuela Politécnica Nacional los cursó, se puede decir, rápidamente, llegando a conseguir su título a los 22 años de edad. Después de alcanzar esta profesión, se enfocó en conseguir una carrera en un mundo que siempre le había llamado la atención, el de los automóviles y su producción.

De esta manera, en 1993, el ejecutivo entró a trabajar en la ensambladora de vehículos Ómnibus BB. “Ingresé sin ninguna experiencia laboral previa, pero con mis metas muy claras y sabiendo que quería llegar muy lejos”, cuenta.

Poco a poco, él fue ascendiendo en la jerarquía de la empresa hasta que, en 1998, el gigante empresarial General Motors (GM) se unió con Ómnibus BB. En ese momento, su vida profesional tuvo un gran salto cuando el CEO de GM, de aquellos tiempos, lo nombró gerente de la planta.

Acosta recuerda con gran entusiasmo que él fue el gerente más joven que se había nombrado. Además, dice estar agradecido con el fundador de Ómnibus BB, Bela Botar; ya que para él, esta empresa fue su verdadera escuela que lo formó con la visión de que sí se podía hacer industria en su país, el Ecuador.

Sin embargo, sus metas estaban muy claras y el objetivo seguía siendo llegar a gerenciar la compañía. Por este motivo, en el 2004, dejó a un lado su trabajo en el área de manufactura de General Motors para poder incursionar en el área comercial y de ventas de la misma empresa.
Este cambio de área fue muy importante para su vida profesional, pues le ayudó a seguir escalando en la firma. Es así que, en el 2012, la empresa decide contar con Acosta para ser parte de la naciente industria automotriz en Perú.

La industria seguía creciendo en el país vecino y GM decidió regresarle al Ecuador para que se ocupe de la Dirección Comercial. Durante los años que desempeñó este cargo, continuaba formándose y, en el 2016, fue nominado a participar en el equipo de marketing global de General Motor en Detroit, la meca mundial de esta industria. “Este fue un hecho muy importante para mí, porque tuve la oportunidad de trabajar con el Chief Marketing Director de GM; además, participé en workshops con otras grandes empresas, como Facebook y Google. Esto me dio la oportunidad de seguir creciendo en la industria”, cuenta.

A su regreso al Ecuador, finalmente le comunicaron la tan ansiada oportunidad de dirigir la compañía y fue nombrado CEO de General Motors en Perú. “Siempre había querido liderar la compañía en Ecuador, pero sorprendentemente me tocó ir a un país donde la industria es mucho más grande que en el mío”.

Para el ejecutivo, este cargo, en el cual está alrededor de un año, ha representado un verdadero reto donde ha tenido que demostrar sus conocimientos y poner en práctica sus habilidades.

No obstante, dice, que esta ha sido una gran oportunidad para llevar al bandera ecuatoriana al país vecino y demostrar de lo que los profesional ecuatorianos son capaces de hacer.
Para Acosta, uno de los pilares fundamentales de su vida que le han llevado a poder disfrutar de su éxito profesional ha sido su familia. El empresario cuenta siempre con el apoyo de su esposa e hijo para poder seguir alcanzando sus metas en cualquier país del mundo al que sus sueños le lleven.

“Mi esposo es un hombre muy disciplinado que mantiene siempre sus objetivos claros. Para mí, es un orgullo que él se encuentre liderando la compañía en Perú. Además, nunca ha perdido su enfoque y conexión con la familia. Yo lo apoyo incondicionalmente porque somos un equipo”, comenta su esposa, María Mercedes Toscano.

Sin embargo, sus metas no han terminado ahí y dice que aún existen más escalones que subir dentro de la compañía. Además, le gustaría poder aplicar, en el Ecuador, todo el conocimiento que ha adquirido a través de los años y en el extranjero para poder fortalecer a la industria nacional en varios campos. Lo importante es fortalecer el papel de la empresa privada en el país.

Su cv

Estudió Ingeniería Mecánica en la Universidad Politécnica Nacional y realizó un Master of Business Administration en la Universidad San Francisco de Quito.

Participó en varios cursos internacionales para poder seguir creciendo profesionalmente dentro de la compañía y tener una visión global como: cursos de manufactura en Brasil, manejo de la industria en Japón, entre otros.