placeholder
En la planta de Simmons colaboran 45 empleados. La producción de colchones arrancó en enero. Foto: Gabriel Proaño / LÍDERES.

En la planta de Simmons colaboran 45 empleados. La producción de colchones arrancó en enero. Foto: Gabriel Proaño / LÍDERES.

Un nuevo jugador en el mercado de colchones

3 de mayo de 2015 15:11

Con una inversión de USD 4 millones, en la vía a Durán-Tambo de Guayaquil, se levanta desde enero de este año la fábrica de colchones de la marca estadounidense Simmons.

Esta firma, con 145 años de historia en diseño y fabricación de colchones, tiene presencia en más de 100 países y ha comenzado a expandirse con fuerza en América Latina, señala Rolf Sannes, vicepresidente de marca de Simmons. Él estuvo en Guayaquil durante el lanzamiento del producto, realizado el 29 de abril.

“Nuestro mensaje es brindar un mejor sueño con la mejor tecnología, queremos que ese mensaje llegue de manera global. En esta región ya tenemos socios en México, Argentina, República Dominicana y vimos en Ecuador una importante oportunidad para ingresar y generar trabajo”, refiere el directivo.

En el mercado ecuatoriano ya se comercializan nueve modelos dentro de las tres líneas que ofrece Simmons: Beauty Rest Recharge, Beauty Rest Recharge World Class y Beauty Rest Black, con precios que van desde los USD 400 hasta los 2 500.

Resortes independientes de acción individual que se ajustan al peso y contorno del cuerpo, seis variedades de espumas -una de ellas con partículas de diamante industrial que actúa como conductor térmico-, sistemas de regulación activa de temperatura tela y acabados delicados, son algunas características de los productos que ofrece esta marca.

Sannes hace hincapié en que el plan de negocios que el empresario guayaquileño Jorge Adum había diseñado, los convenció de ingresar directamente con una planta en el Ecuador.

Adum cuenta que hace tres años comenzó a trabajar en la idea. “Firmamos un compromiso de inversión con el Ministerio Coordinador de la Producción, comprometiéndonos a hacer las inversiones necesarias en el país y la transferencia de tecnología de esta marca, todo el ‘know how’”.

Actualmente, están en proceso de implementar una máquina de producción de resortes con alambre nacional, para alcanzar un 30% de componente nacional.

En la industria, hay dos líneas de producción con 18 máquinas en las que laboran unos 45 empleados. Adum asevera que en esta primera etapa la planta está al 50% de su capacidad instalada, que es de 4 000 colchones por mes.

“Esperamos alcanzar la totalidad a final de año, viendo la acogida del producto en el mercado. Ahora, estamos con 26 puntos de venta y en dos semanas más tendremos unos 50”.

Para Luis Morales, gerente de Mercadeo de Muebles el Bosque, la acogida del producto ya se comienza a ver en su primer mes de comercialización.

Esta empresa vende el producto en sus 15 locales y Morales proyecta que a finales de este año la participación de la marca puede llegar a un 20%.

Fernando Barciona, gerente de Mercadeo de Almacenes Boyacá, también proyecta un buen comportamiento de ventas del producto, sobre todo porque llena un espacio que el mercado requería.

“Hay un segmento de clientes que necesitaban productos de mejores características de las que se encontraban acá y por eso ha tenido una acogida tremenda. Lo importante es que se saca el estigma de que el producto ecuatoriano no es bueno”, comenta.