placeholder
La ministra colombiana de Minas y Energía, María Lorena Gutiérrez (4d); la vicecanciciller colombiana, Patricia Londoño (d); el ministro ecuatoriano de Hidrocarburos, Carlos Pareja (2d); el vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas (4i), el canciller de Ecuad

La ministra colombiana de Minas y Energía, María Lorena Gutiérrez (4d); la vicecanciciller colombiana, Patricia Londoño (d); el ministro ecuatoriano de Hidrocarburos, Carlos Pareja (2d); el vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas (4i), el canciller de Ecuador, Guillaume Long (3i); el ministro venezolano de Poder Popular de Petróleo y Minas, Eulogio del Pino (3d); y el secretario ejecutivo de la Organización Latinoamericana de Energía (Olade), Fernando Ferreira (i), se reúnen hoy viernes 8 de abril de 2016, en la sede de la Unasur, en Quito (Ecuador). Foto: EFE

Cinco países de Latinoamérica buscan en Quito consenso sobre precios de crudo

8 de abril de 2016 16:23

Delegaciones gubernamentales de cinco países latinoamericanos se reunieron este viernes 8 de abril del 2016 en Quito en busca de una posición orientada a alcanzar una estabilización de los precios del petróleo, cuya caída, dijeron, afecta ya a la economía de forma global.

Los ministros del área petrolera de Ecuador, Carlos Pareja; Venezuela, Eulogio del Pino, y Colombia, María Lorena Gutierrez, se reunieron con delegaciones de México y Bolivia para formular una declaración de apoyo a las decisiones de la reunión de países miembros y no miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) del próximo 17 de abril.

En la apertura de la sesión, Del Pino dijo que el actual ciclo descendente de los precios del crudo ha llevado al aplazamiento o cancelación de proyectos por más de USD 300 000 millones.

Indicó que el ciclo de precios a la baja no afecta solo a los países productores y exportadores, sino también a los países consumidores, pues "muchos de esos proyectos se hacen en países consumidores" o son financiados por ellos.

Del Pino recordó, por ello, la iniciativa que llevó a Rusia, Venezuela, Arabia Saudí y Catar a proponer un congelamiento de la producción petrolera internacional a los niveles promedio de enero como mecanismo para equilibrar los precios, lo que será objeto de debate de la reunión del día 17 en Doha.

En 45 años, el actual es el periodo más largo de precios bajos, indicó el ministro venezolano, quien consideró una "responsabilidad histórica" alcanzar un equilibrio de precios, puesto que los países productores deben suministrar energía al mundo, lo que requiere inversiones y precios del crudo que las justifiquen.

En la actualidad, en muchos campos petroleros los precios del petróleo están por debajo del nivel necesario para su mantenimiento, apostilló.

Del Pino señaló que la reunión del 17 de abril en la capital catari ha sido atacada por el "mercado especulativo", porque, "de esto que ha pasado en estos últimos meses los que sacan ventaja son los especuladores", lo que consideró inaceptable, dado que la región latinoamericana en bloque produce 8 millones de barriles diarios de petróleo, de los cuales exporta 5 millones.

"Nosotros tenemos una participación muy importante en ese mercado de transacciones a nivel mundial y como productores no podemos permitir que sean especuladores de mercados, transadores de papeles a futuro" quienes "pongan el precio a nuestro producto".

El ministro ecuatoriano de Hidrocarburos, Carlos Pareja, en declaraciones previas a la reunión, dijo que los países con petróleo de calidad al crudo WTI están "sometidos a un castigo" con precios inferiores en promedio a los 30 dólares por barril, lo que "no se compadece con el costo de producción".

Este nivel de precios, agregó, impide efectuar inversiones y es "un problema para todos los países productores OPEP y no OPEP".

"Nadie se escapa, es un tema muy delicado", declaró Pareja, quien destacó que los países de la región desean decir "aquí estamos y queremos apoyar fuertemente las decisiones que tome la OPEP".

"Lo que yo creo que no puede hacer el mundo petrolero es no hacer nada", porque esperar a que la oferta y la demanda encuentren su equilibrio puede tener un costo muy elevado "para todos. Si dejamos que en un año se encuentren la oferta y la demanda sin hacer nada, realmente eso sería un resultado catastrófico para todos", indicó.

Según el ministro, la reunión no fue convocada para hablar de la reducción de la oferta que defienden países como Ecuador para elevar los precios, sino de la propuesta de congelamiento.

Después de eso, debe haber un seguimiento de la evolución del mercado petrolero de cara a la reunión ordinaria de la OPEP, programada para julio, en la que, en función de ello se podría "hablar de una solución definitiva".