placeholder
Henry García es exportador de pimienta en Santo Domingo de los Tsáchilas. Hace 24 años conoció el potencial de este producto. Fotos: Juan Carlos Pérez para LÍDERES

Henry García es exportador de pimienta en Santo Domingo de los Tsáchilas. Hace 24 años conoció el potencial de este producto. Fotos: Juan Carlos Pérez para LÍDERES

Esta pimienta es cotizada en el exterior

7 de diciembre de 2016 12:14

Sus inicios fueron en 1992 en una bodega que tenía en la transitada avenida Quito, en el centro de la ciudad de Santo Domingo.

Henry García, en ese año, daba sus primeros pasos como captador de productos agrícolas a baja escala, que luego los comercializaba a otros compradores de la región. En una de esas transacciones un agricultor le ofreció unas 30 libras de pimienta negra.

Para García era un producto nuevo, pero que al conocerlo lo atrajo como un amor a primera vista. Él se atrevió a creer que a través de este tendría la oportunidad de explotar un cultivo diferente, por medio de un proyecto de exportación, a largo plazo.

Con ese propósito realizó un estudio de mercado por cuenta propia, siempre ayudado con una guía telefónica que le sirvió para conseguir contactos que en el camino le dieron pistas sobre cómo se movía este segmento.

Ya con el negocio en marcha, se enfrentó a una de las limitaciones que supo en el sondeo.
La abundancia de producto y la falta de mercado interno para comercializar hizo que sus ventas no llegaran, con suerte, a los a 30 quintales mensuales.

Entonces volvió la mirada a la guía telefónica y se puso en contacto con importadores que le dijeron que era necesario que pensara en exportar a países vecinos como Colombia y Perú, donde sí había mercado que explotar.

Viajó a la frontera peruana, consiguió nombres de posibles clientes y dejó sus referencias.
Hasta que cierto día del año 1998 un empresario de Piura lo llamó y lograron establecer un convenio de compra de 100 quintales por semana, por un valor que oscilaba entre los 4 y 6 millones de sucres por quintal.

Hoy, García es uno de los principales exportadores de pimienta seca de Santo Domingo de los Tsáchilas, con la empresa Agroexportadora e Importadora de Productos Agrícolas Chocospices.

Esta firma con 24 años en el mercado exporta 2 000 toneladas de este producto al año hacia Estados Unidos, Bulgaria, México, Perú, Colombia, Turquía... Sus ventas son de USD 5 millones anuales.

García cuenta que la clave que ayudó a posicionarlos fue la responsabilidad, puntualidad y la calidad del producto.

El empresario enfatiza en la calidad por la enseñanza que le dejó su mentor, el alemán Jasper Siems, a quien conoció en el 2001 en el marco de una cita de países exportadores de pimienta, en Brasil.

Una frase del extranjero lo marcó. “Si haces algo tienes que hacerlo bien. Si tu pimienta es reconocida aquí debe pasar lo mismo donde sea que llegue o la vean”.

El exportador consideró que fue una analogía parecida a la de la Coca-Cola. Que si la beben en el extranjero, bajo el mismo sabor, la misma será en el Ecuador.

García recuerda que gracias a sus primeros contactos en Perú consiguió vender un primer contenedor a un precio de USD 3 200 por tonelada métrica.

En el 2000 firmó siete contratos con otras firmas de ese país; de ahí nació la necesidad de constituir una compañía.

Esto también lo llevó a empezar a dotarse de maquinaria y un terreno propio; en sus inicios alquiló un patio de 2 000 metros cuadrados que servía de centro de acopio para la pimienta verde que llegada de toda la región.

Ahora cuenta con un predio de una hectárea ubicado en el kilómetro 16 de la vía Santo Domingo-Quevedo. En el terreno existen tres galpones destinados para las máquinas, el acopio y tratamiento primario del producto.

La inversión entre terreno y máquinas bordea los USD 700 000. Chocospices trabaja con unos 1 300 productores de pimienta de Santo Domingo de los Tsáchilas, Quevedo, El Empalme, Esmeraldas, entre otras ciudades.

Ellos se encargan de garantizar las 40 000 toneladas de pimienta verde, tipo racimos, que necesita esta exportadora.

La compañía les compra en USD 80 y 115 el quintal, cuenta el agricultor Víctor Andrade.
Él tiene una hectárea plantada de esta especie, cuya área le produce 12 toneladas al año.
Los agricultores tratan de ajustarse a las exigencias de Chocospices, pues al ser un producto que va para la exportación necesita pasar por estándares de calidad.

En esta exportadora debe quedar la pimienta con un 11% de humedad, libre de cualquier germen y con cero pesticidas.

Una vez que está lista se la apila en sacos para comercializarla a escala nacional e internacional.

De este proceso se ocupan unas nueve personas que trabajan de forma directa e indirecta.
Según Marcela García Sánchez, directiva de esta firme, este proceso es uno de los requerimientos más estrictos de los países que reciben el producto.

Chocospices exporta dos contenedores a la semana por el puerto internacional de Guayaquil. De esta manera la empresa se mantiene competitiva en los mercados extranjeros.

Mas datos

Evolución. Chocospices antes de tener este nombre se llamó Agrocomercial García y Comercializadora y Exportadora de Productos Agrícolas Comexgar Compañía Limitada.
Variedad. Además de la pimienta, trabajan con cacao, cúrcuma, , cardamomo y café.
Proyección. Esta firma prevé exportar en este 2016 cerca de las 2000 toneladas de pimienta. Sus próximos retos son abrirse mercado a otras regiones de América Latina y el mundo.