placeholder
La devaluación del peso argentino, frente al dólar, obligó a las autoridades financieras de ese país a fijar el precio del combustible. Foto: AFP

La devaluación del peso argentino, frente al dólar, obligó a las autoridades financieras de ese país a fijar el precio del combustible. Foto: AFP

Precio del combustible subirá 6% en Argentina para compensar la devaluación

5 de enero de 2016 18:48

El precio del combustible en Argentina subirá un 6% a partir de este miércoles, 6 de enero del 2016, por acuerdo entre las petroleras y el Gobierno de Mauricio Macri para compensar las pérdidas del sector por la devaluación del peso tras el fin de las restricciones al cambiarias, informaron este martes medios locales.

Según difundió hoy el diario Clarín, el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, se reunió el lunes con los dirigentes de YPF, Shell, Axion, Petrobras y Oil, preocupados por el futuro del sector después de la decisión de liberar el tipo de cambio, medida que provocó una depreciación de la moneda argentina de alrededor del 30%.

En esta situación, aunque el precio del petróleo no varíe, las operaciones se tipifican en dólares, por lo que tras el cambio a pesos argentinos cada barril de crudo costaría un 30% más a las distribuidoras en comparación con antes de la devaluación.

Como primera medida, las petroleras que extraen el crudo en el país aceptaron reducir el precio del barril -que aún así se mantiene por encima del precio que marcan los mercados internacionales-, de modo que el más caro pasará de USD 77 a 67,50 y el más barato de 63 a 55.

Según las fuentes consultadas por Clarín, esta bajada del precio del barril de crudo en dólares será firmada por el Gobierno nacional, las empresas, las provincias y los sindicatos, con revisiones trimestrales para observar el desarrollo del sector.

Las distribuidoras no conseguirán compensar del todo los efectos de la devaluación con la rebaja del valor del barril, por lo que se acordó en paralelo la subida del precio para el consumidor.

Aun así, el incremento del 6% que entra en vigor mañana y otro del 7% que estaba previsto para marzo no serán suficientes, según las petroleras, y se barajan nuevas subidas a lo largo del año.

El objetivo a medio plazo para Aranguren es que el precio del petróleo en el país quede fijado por el mecanismo de oferta y demanda y no por el Gobierno, algo que, afirmó, sucederá cuando los precios internacionales vayan convergiendo con los locales.

La gasolina subió cerca de un 15% en todo 2015, cuando el precio del litro pasó de los 11,30 pesos (USD 0,81 al cambio actual) a los 13,01 (USD 0,94), mientras que tras el aumento de este miércoles pasará a costar de media unos 13,79 pesos (USD 0,99).